Inicio Policiales La asesinaron de un golpe en la cabeza y llegó a decir...

La asesinaron de un golpe en la cabeza y llegó a decir el nombre de su atacante antes de morir

Teresa tenía 41 años y vivía en Lanús. Su hijo la encontró casi inconsciente acostada en la cama al lado de su beba de dos años. La víctima falleció el 28 de enero pasado y tras el resultado de la autopsia y la recolección de testimonios detuvieron a su cuñado Hernán Núñez

0

En un principio se creyó que la muerte de Teresa Vanesa Leguizamón, de 41 años, había sido por un golpe en la cabeza producto de una caída dentro de casa ubicada en Allende al 4500, en Lanús. Pero mientras la investigación avanzó se determinó que a la mujer, presuntamente, la asesinó su cuñado de un palazo en la cabeza a fines de enero pasado: Hernán Núñez, de 37 años, quien fue arrestado este jueves mientras trabajaba en una obra en construcción.

Según informaron fuentes judiciales a Infobae, todo comenzó con un llamado al 911 el 28 de enero pasado. Del otro lado del teléfono informaban que una mujer se había caído en su vivienda, se había lastimado con uno de los caños de su pileta de lona y se encontraba malherida y ensangrentada. Una ambulancia se acercó hasta el lugar. Ahí esperaba el hijo de Leguizamón, de 21 años, que nervioso les contó a los enfermeros que su madre se había caído y no reaccionaba. Inmediatamente, la mujer fue trasladada al Hospital Narciso López.

En el momento en que era llevada al centro de salud, las autoridades policiales dieron aviso a la fiscal Soledad Garibaldi, titular de la UFI N°8 de Lanús, quien se encontraba de turno. Mientras Garibaldi comenzaba a recabar información del caso, Leguizamón falleció.

Tras su muerte, la fiscal Garibaldi comenzó a sospechar que había indicios extraños sobre la supuesta caída de Leguizamón y su posterior muerte. Así que ordenó realizarle la autopsia al cuerpo de la mujer y calificó el caso como averiguación de causales de muerte. Pero como la víctima entró a la morgue con diagnóstico de COVID positivo, su resultado demoró varios días.

Teresa Leguizamón, la víctima

Finalmente, los resultados de la autopsia arribaron al despacho de la fiscal Garibaldi el 12 de febrero pasado. Los análisis revelaron que Leguizamón había muerto como consecuencia de un golpe en la cabeza con un elemento contundente.

Entonces, a partir de ese dato, la causa dio un vuelco y se comenzó a investigar como un femicidio, ya que, según indicaron, las declaraciones testimoniales que los detectives del caso habían recolectado no cuadraban con la supuesta caída, había algo extraño en ese relato. Así, la fiscal Garibaldi ordenó que la DDI de Avellanada-Lanús comenzara a reconstruir lo ocurrido.

Según las primeras informaciones, Leguizamón vivía junto a su pareja en el mismo lote ubicado en Lanús donde también residía su cuñado junto a suegra. Tras la recolección de más testimonios del entorno familiar y vecinos, Núñez quedó apuntado como el principal sospechoso y se ordenó su detención.

En diálogo con Diarioconurbano.com, Mónica, la hermana de Teresa, explicó: “Detuvieron solo al cuñado y queremos que se detenga al marido de mi hermana y a la suegra. Ellos también son responsables porque estuvieron ese día que pasó todo. Cuando mi hermana estaba mal, el marido la dejó inconsciente, agonizando, con la bebé de dos años, y se fue a trabajar”.

Según aseguró la hermana de la víctima, Núñez intentó hacerles creer que la mujer se golpeó accidentalmente al caer en el patio de su casa porque estaba “alcoholizada”. Sin embargo, la hermana de la víctima contó que la médica que atendió a Teresa en el Hospital Narciso López de Lanús se comunicó con la mujer que estaba agonizando. Teresa, a pesar de su estado, logró decir que fue su cuñado quien la golpeó con un palo en la cabeza.

Los investigadores explicaron a Infobae que el relato de la mujer en el hospital era cambiante debido al estado en que se encontraba, balbuceaba. Pero que una vez que se recibieron los resultados de la autopsia sumados a más testimonios se pidió la detención de Núñez.

La fiscal Garibaldi llamó ayer a declarar a Ñunez, pero el hombre prefirió callar. Mientras se esperan más medidas de prueba para determinar lo ocurrido, Núñez fue depositado en un calabozo.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí