Inicio Policiales “La Hiena” Barrios seguirá preso por amenazar y golpear a una mujer...

“La Hiena” Barrios seguirá preso por amenazar y golpear a una mujer en Tigre

La Justicia de San Isidro dictó la prisión preventiva para el exboxeador en el marco de una causa por violencia de género en la que una mujer lo acusó de haberla golpeado y amenazado con un arma cuando lo visitó en su casa.

0

Rodrigo “La Hiena” Barrios seguirá detenido en el marco de la causa por violencia de género que se le inició luego de que una mujer denunciara que la había amenazado y golpeado cuando lo visitó en su casa de Tigre, a comienzos del mes pasado. La Justicia de San Isidro consideró que existe riesgo de fuga o entorpecimiento de la investigación, por lo que le dictó la prisión preventiva.

Así lo decidió el juez de Garantías Nº 5 de San Isidro, Diego Martínez, tras un requerimiento del fiscal Pablo Menteguiaga, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre.

Barrios está imputado por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas agravadas por el uso de armas, en concurso real. El magistrado argumentó la prisión preventiva al basarse en “la pena en expectativa y las circunstancias del hecho imputado, los cuales resultan claros indicadores de que el imputado no se someterá a proceso”.

En su resolución, el juez Martínez, además, no hizo lugar al pedido de la defensa de una medida alternativa a la prisión preventiva y dispuso que se solicite cupo al Servicio Penitenciario Bonaerense para alojar al acusado en un penal. A la vez, ordenó a la fiscalía la contemplación de brindarle mayor protección policial a la víctima.

Barrios fue detenido la madrugada del 4 de febrero en su domicilio, tras dos alertas al 911 por un hecho de violencia de género. El primer llamado lo hizo el hijo de la víctima, un adolescente de 13 años que advirtió que a su mamá le estaba pegando y que el agresor tenía un arma de fuego. El otro fue de una vecina que bajó del colectivo y que, al pasar por el frente de la vivienda, escuchó que una mujer pedía auxilio y gritaba: “¡Me vas a matar!”.

Poco después, la Policía Bonaerense detuvo a Barrios en un allanamiento en el que se encontraron y secuestraron dos plantas de marihuana de gran tamaño. El arma que mencionó la denunciante, sin embargo, no fue hallada.

Soledad contó que había conocido a Barrios unos días antes a través de la aplicación Badoo y habían ido a pasar la jornada a la casa de él con su hijo. Estando allí se produjo una discusión por las plantas de marihuana: según ella, le comentó al ex deportista que le parecía raro que las tuviera sólo para consumo personal, ante lo cual Barrios “flasheó” y creyó que la mujer lo quería denunciar.

De acuerdo al relato de la víctima, Barrios entonces intentó sacar de raíz una planta, pero no pudo. “Hizo bochinche y gritaba como loco, como enfurecido”, afirmó ella, que en ese contexto empezó a filmar la situación con su celular: “Cuando vio que lo estaba grabando, detonó”. Según la denuncia, Barrios luego la agredió, la sujetó, la tiró contra una pared y hasta la amenazó con un arma de fuego que luego escondió.

En su indagatoria, Barrios negó los hechos y además aseguró no tener armas. “La Hiena” dijo que Soledad tiene un “interés mediático”. Contó que durante el encuentro, él se negó hacer un vivo con ella en redes sociales y que también se negó a tener sexo. Sostuvo que entonces la mujer comenzó el conflicto y gritó mientras le pedía al hijo que llamara a la Policía, porque él “tenía un arma”. Señaló que la víctima quiere prensa y que él sólo tenía un celular en la mano.

El juez Martínez marcó en su fallo que “está prima facie acreditado el delito”, y que fue “bien calificado” por la fiscalía.

El 24 de enero de 2010, Barrios chocó su camioneta contra un Renault que estaba estacionado, en Mar del Plata. Este segundo vehículo arrolló y le provocó la muerte a Yamila González, de 20 años y embarazada de seis meses. Barrios huyó de la escena del crimen a toda velocidad y en contramano, dándose a la fuga y entregándose unas horas más tarde a la Policía Bonaerense.

Pese a que en los análisis de sangre no se encontraron rastros de alcohol o cocaína, en abril de 2012 fue condenado a cuatro años de prisión efectiva por homicidio culposo.

Desde que recuperó en libertad en 2017, poco se supo del boxeador. En 2018 volvió a la actividad al ganar una pelea de carácter oficial y en 2019 se subió dos veces más al ring, otras dos victorias. El 1° de enero de 2020 fue víctima de un ataque en Córdoba, cuando un hombre lo apuñaló en la madrugada de Año Nuevo en un complejo de cabañas en Capilla del Monte.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí