Inicio Policiales La jubilada que mató a balazos al ladrón que entró a robar...

La jubilada que mató a balazos al ladrón que entró a robar a su casa: “Era su vida o la mía”

0

Córdoba.- Hace aproximadamente una semana dos ladrones entraron a robar a la casa de una pareja de jubilados en Bialet Massé, Punilla, Córdoba. Luego de un forcejeo contra el dueño de la casa, la mujer, de 73 años, tomó un arma, disparó a uno de los delincuentes y mató a un ladrón. Ahora, en diálogo con El Doce, la jubilada rompió el silencio y aseguró: “Estaba dispuesta a tirar porque estaba muy asustada, era su vida o la mía”.

María Eva Gastiarena, quien se encuentra imputada bajo una causa de homicidio pero tiene libertad, relató lo que sucedió: “Eran más o menos las 23:30, habíamos terminado de cenar y yo había lavado los platos. Apagué todas las luces de la planta baja e íbamos a ponernos a ver la televisión”.

De todos modos, antes de prender la televisión, las luces del hogar se apagaron. Los delincuentes habían cortado el suministro de energía para ingresar a robar. “Nos asomamos por la ventana y había luz en la calle y en la vivienda de nuestros vecinos, fue raro”, señaló. Frente a esto, su marido salió a ver lo que pasaba, a pesar de que ella le dijo que no lo hiciera. En ese momento, los ladrones lo increparon: “Sentí ruidos de varias personas golpeando a alguien en el piso y empezaron los gritos de mi marido”.

La mujer sostuvo que su marido “gritaba como un animal” y aseguró: “Escuché un ‘¡cuidado!’ desesperado y tomé inmediatamente el arma”. Cuando descendió del segundo piso, halló a dos personas en la oscuridad. En este sentido, contó que uno de ellos tenía algo en sus manos: “Para mí era un arma, no lo pude ver, pero era un arma”. Luego, disparó sin dudarlo. Rápidamente, uno de los ladrones se escondió. “Atrás apareció otro con un palo en la mano y volví a tirar, a ese evidentemente le impacté”, aseguró.

Según su relato, pudo prender la luz y empezó a amenazarse con el ladrón que se había escondido: “‘Dejá el arma o te mato’ me decía, y yo le respondía ‘no, yo te voy a matar a vos’”. Luego, la mujer se fue del lugar, le dijo que pusiera las manos en alto y prendió la alarma. “Mientras tanto pensaba en mi marido, que justo apareció agarrándose de las paredes, estaba muy mal. Para mí el otro ladrón estaba en la planta alta, pero ya se había escapado”, aseguró y concluyó: “Me robaron la vida. Ahora hay un quiebre, se va a hacer difícil, pero yo quiero recuperar mi vida. Es cuestión de ponerle voluntad y fuerzas”.

Fuente: La 100

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí