Inicio Policiales La Matanza: detienen a 11 policías tras el asesinato de un hombre...

La Matanza: detienen a 11 policías tras el asesinato de un hombre durante un operativo policial

El episodio ocurrió este lunes en un barrio de la localidad de Virrey del Pino, cuando personal de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas realizaba un operativo para desbaratar un búnker de drogas. No se encontró un arma de fuego no policial que avale la hipótesis de un tiroteo.

0

Durante las últimas semanas, Esteban “Juje” Bellido (39) se mostraba más feliz que de costumbre. Por un lado, la empresa de gaseosas para la que comenzó a trabajar hace poco, le comunicó que tras el período de prueba lo habían efectivizado. Y por el otro, hace sólo 15 días había presenciado el nacimiento de E., su segundo hijo. Sin embargo, en medio de esa espiral de cambios, ayer su vida tuvo otro giro, aunque esta vez fatal: a cuatro cuadras de su casa, en el barrio Vernazza, de la localidad matancera de Virrey del Pino, fue asesinado por policías de la Bonaerense durante un confuso operativo antidrogas.

La violenta secuencia ocurrió ayer hacia las 11 de la mañana, en la intersección de las calles Bernardino Escribano y Padre Mújica. Allí, en circunstancias que aún se investigan, personal de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) realizaba un operativo para desbaratar un supuesto búnker de drogas y en ese contexto efectuó la serie de tiros que acabaron con la vida de Bellido.

Todavía no está claro ninguno de los detalles de ese procedimiento policial ni por qué el hombre quedó en medio de los disparos. Ahora todo está en manos del fiscal de Homicidios de La Matanza, Gastón Duplaá, quien ordenó una serie de medidas para dilucidar qué pasó. Por lo pronto, su familia pide justicia y espera el resultado de la autopsia y de los peritajes para saber quién de los 11 efectivos detenidos (tres mujeres y 8 hombres) fue el que disparó.

Infobae dialogó con Karina, la cuñada de Esteban, quien junto a amigos de la víctima y vecinos lidera una protesta en la Ruta 3 para reclamar por el esclarecimiento del crimen. La mujer sostiene que la muerte del hombre de 39 años es un caso más de “gatillo fácil” y que de acuerdo con lo que relataron los testigos del hecho, la víctima no tenía nada que ver con temas vinculados al narcotráfico y fue baleada si ningún motivo.

Bellido era fanático de Independiente

Mi cuñado estaba allí porque había llevado el auto al taller. Estaba contento porque fue papá hace apenas 15 días y necesitaba arreglarlo para poder llevar al recién nacido con el pediatra. La Policía entró a los tiros, corrió para resguardarse y fue ahí que le dispararon por la espalda. No sabemos todavía cuántos tiros recibió”, dijo Karina, quien lamentó que ahora sus sobrinos perdieron a su papá “por una injusticia”.

En ese sentido, la mujer contó que Esteban vivió toda la vida en el mismo barrio. Afirmó que todos los vecinos lo conocían como una persona trabajadora, que siempre estaba de buen humor y pese a las adversidades, nunca dejó de tener proyectos ni de mostrarse amable. “Estaba contento porque finalmente pudo quedar efectivo en la empresa (de gaseosas) Manaos, donde arrancó el período de prueba. Después de la pandemia había quedado desempleado de la empresa Duracril y se mantuvo desde entonces a punta de changas. Ahora estaba feliz porque tenía un trabajo digno para mantener a su familia”, recordó Karina.

Con lo que comenzaría a cobrar con su flamante trabajo en blanco, Esteban tenía el plan de ampliar su casa “para que los hijos vivieran más cómodos”. El balazo policial dejó inconcluso el proyecto.

Fanático de Independiente y de jugar a la pelota cada vez que podía, “El Juje” -como lo conocían sus amigos- era además el padre biológico de una nena de dos años y padrastro de un chico de 8 que su actual mujer tuvo con otra pareja.

Era padre de dos nenes y padrastro de otro

“Hijos suyos eran dos pero era el padre del corazón del mayor. Lo quería como si fuera su propio hijo”, contó la cuñada. Si bien toda su vida se desarrolló en el barrio Vernazza, Bellido tenía una hermana y un hermanos radicados en la provincia de Jujuy, otro en la localidad bonaerense de Monte Grande y el cuarto, que es el esposo de Karina, con domicilio en Virrey del Pino. Su madre murió cuando era apenas un adolescente.

“Estaba tan feliz porque podía volver a ampliar la casa porque estaba con el proyecto ese. Con la llegada del bebé, eso era lo que más quería. Dejó a tres chicos solos y desamparados. Tenía tantos sueños y proyectos”, dijo la cuñada entre lágrimas. Lo recordó a Bellido como un hombre “familiero y amiguero”. “Todo el barrio lo conocía. Era una excelente persona, un gran tío. Era fanático mal del Rojo. Nunca había un día de mala onda. Era mi cuñado pero era como hermano mayor”, lamentó.

Respecto a la viuda de Esteban, Karina reveló que en este momento permanece contenida por sus padres debido a que está en shock. Desde ayer, cuando se enteró, ni siquiera pudo hablar. Como fue mamá hace poco, no puede acompañarlos en la movilización. Apenas se puede hacer cargo del recién nacido.

Después del hecho, se produjeron incidentes en los que algunos vecinos del barrio atacaron un móvil policial y cortaron la Ruta 3. Según los manifestantes, el fallecido no tenía arma de fuego y no se enfrentó a los efectivos, que aparentemente lo confundieron con un sospechoso.

El hombre trabajaba para una empresa de gaseosas

Karina pudo hablar con algunos testigos del hecho, quienes relataron que cuando los tres móviles policiales entraron al barrio presuntamente a los tiros, Su cuñado lo primero que hizo fue correr para ocultarse. En el medio, uno de los patrulleros habría detenido su marcha y desde adentro salió el tiro que impactó en el hombre de 39 años.

“Esteban llegó hasta la esquina como pudo. Una vecina vio cómo había caído. Los vecinos salieron a socorrerlo pero no pudieron hacer nada. Se ahogó con su propia sangre. Lo que hicieron fue custodiar el cuerpo porque la Policía quería acercarse, entonces no los dejaron. Supuestamente fue un enfrentamiento pero Esteban no tenía armas. No le encontraron nada. A él lo mató la Policía”, sentenció. Una vecina relató en diálogo con TN que escuchó al menos 11 disparos.

Ante esta situación, se dispuso apartar a la fuerza bonaerense de la investigación: los peritajes lo llevarán a cabo los expertos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA). A su vez, el fiscal Duplaá ordenó la aprehensión de once policías de la UTOI por homicidio, el secuestro de sus armas reglamentarias y de tres de los móviles utilizados. Los sospechosos serán indagados durante esta tarde por el funcionario judicial.

Desde la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense se dispuso la desafectación de los once efectivos. Hasta el momento, los peritos no encontraron un arma de fuego no policial que avale la hipótesis de un tiroteo entre el personal y el fallecido.

En tanto, el cuerpo de la víctima fue trasladado a la Morgue Judicial de Lomas de Zamora y ahora los familiares espera el resultado preliminar de la autopsia para que les den el cuerpo y poder velarlo. Según adelantó Karina tiene previsto hacer una movilización entre la Ruta 3 y la calle Escribano, hasta el lugar del crimen. “Queremos que vean cómo es el barrio”, dijo.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí