Inicio Policiales La nueva vida en un country del matrimonio que abandonó a los...

La nueva vida en un country del matrimonio que abandonó a los mellizos que adoptó en África

Natacha Perrig y Eduardo Rucci fueron allanados por la Policía Federal en el barrio Noregon de San Martín de los Andes. Ambos tenían trabajos estables. Quedaron libres pero sujetos a la causa en su contra

0

El lunes 31 por la mañana, la DUOF San Martín de los Andes de la Policía Federal se dirigió por un camino de ripio hacia el Club de Campo Noregon, a 9 kilómetros de San Martín de los Andes, en medio de un escenario bellísimo de la Patagonia, con los Andes literalmente a la vista, donde un lote de 1900 metros cuadrados puede valer más de 40 mil dólares. El blanco era una casa casi a estrenar, con deck, dos dormitorios, dos baños, nuevo sistema de calefacción, exteriores revestidos en piedra. No iban por narcos, por proxenetas o secuestradores. Iban por Natacha Perrig y Eduardo Rucci, acusados del abandono de dos menores de la República de Guinea-Bissau, que habían adoptado en 2019.

El abandono de los mellizos, por aquel entonces de 6 años, ocurrió en la Comisaría del Niño y la Mujer de Bahía Blanca, el 17 de noviembre de 2020. Los dejaron literalmente en la puerta. “¿Cuándo vuelve papá?”, repetían una y otra vez los niños oriundos de África.

¿Lo hicieron acaso por necesidad económica? No parece. Tanto Rucci como Perrig, que cobraban una Asignación Universal en la época del abandono de los chicos, hoy tienen trabajo estable: Perrig tiene empleo desde marzo en una constructora de la zona de acuerdo a registros previsionales. Rucci, según investigadores, se dedica al negocio de las viviendas en containers. La casa, afirman fuentes del caso, estaba siendo construida al momento en que la pareja dejó atrás a los menores.

Tampoco dejaron atrás a su hija biológica, que hoy tiene 12 años y vivía con ellos al momento del allanamiento. La orden de allanamiento firmada por el Juzgado Federal de Zapala marca los delitos de supresión del estado civil de un menor y violación a la ley migratoria.

Había documentos dentro de la casa en el barrio Noregon. Estaba el certificado de adopción de ambos chicos, firmado por el área de menores del Tribunal Regional de Bissau. El documento indica nacidos en 2014, registrados en el Orfanato Casa Emanuel. Se puede leer en el texto el nombre de la madre biológica de los mellizos, fallecida en 2014. También tenían varias fotos de los mellizos, además de pasajes de avión.

Se encontró, también, otro documento inquietante. Es una citación de la Defensoría de los Derechos del Niño y Adolescente de San Martín de Los Andes, data del 26 de noviembre de 2020. En el documento, se insta a Perrig y Rucci a presentarse con su hija adolescente para una entrevista con el defensor local y un “equipo interdisciplinario”.

La pareja quedó libre a pesar de la acusación, fue notificada pero no arrestada. Tienen otros problemas en Bahía Blanca: la UFI N°8 de esa jurisdicción los investiga por el delito de abandono de persona. “En la Justicia Bonaerense, si bien se está sustanciando la causa, no había ningún pedido de detención, no se los estaba buscando tampoco. Ya se sabía dónde estaban porque estaban notificados y sigue en trámite todavía”, explicaron fuentes con acceso al expediente a Infobae.

El certificado de adopción que todavía conservaban.

El caso

El abandono de los mellizos africanos ocurrió el martes 17 de noviembre de 2020, pero fue dado conocer seis días después. En un acto cruel y desalmado, y sin importarle que los menores hubieran compartido casi un año y medio junto a él, su esposa y su hija biológica de 11 años, Eduardo Rucci se dirigió hasta la Comisaría de la Mujer y la Familia de Bahía Blanca, de donde es oriundo, para solicitar que algún organismo provincial de la niñez se hiciera cargo de los niños.

Un año antes, en 2019, el matrimonio había viajado a República de Guinea-Bissau (África) con los trámites iniciados en aquel país para la plena adopción de los chicos, tras llevar varios meses de contactos por videollamadas periódicas para generar el vínculo de familiaridad.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí