Inicio Policiales Las imágenes que usó la Justicia para detener al hijo del matrimonio...

Las imágenes que usó la Justicia para detener al hijo del matrimonio asesinado en Vicente López

Son grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona. Se lo ve a Martín Santiago del Río yéndose de la escena del crimen

0

El doble crimen de Vicente López dio un giro que nadie esperaba. Los fiscales que investigan el asesinato a tiros de José Enrique Del Rio (74) y María Mercedes Alonso (72) en su casona de Vicente López, detuvieron al hijo menor de la pareja acusado de ser el asesino de sus padres. Martín Santiago del Rio fue arrestado cuando ingresaba al barrio privado Barrancas del Lago de Nordelta. Para llegar a esa detención fueron claves los mensajes que el hombre mantuvo con las víctimas los días previos, trabajos de inteligencia sobre el celular del acusado y, sobre todo, cámaras de seguridad.

Esas imágenes provenientes de cámaras de casa vecinas, fueron cruciales para determinar que el asesino era el hijo de la pareja. Infobae accedió en exclusiva a ese material.

Cada detalle de las imágenes es importante. En el primer video se observa al hombre caminar vestido con ropa abultada, barbijo y gorro. También tiene una bolsa en su mano que tiene impreso el logo de una marca particular. Es de la empresa de bienes raíces Remax. Aún no se conoce por qué los fiscales le dan importancia a ese detalle, pero fuentes consultadas por Infobae aseguran que es fundamental.

El horario que marca la cámara es el de las 18.37, un minuto después de la hora en que se cree que Martín Santiago salió de la casona, luego de asesinar a sus padres.

El segundo video es la continuación del primero (ambos fragmentos están unidos en la grabación). Se lo ve al hombre continuar con su huida del lugar del hecho. Se puede observar claramente una forma particular de caminar, como si se tratase de una renguera. Ese fue otro dato clave para los investigadores. Coincidiría con la forma de andar del acusado.

La investigación viró sorpresivamente este jueves 7 de septiembre, cuando los fiscales avanzaron en la detención del hijo menor de la pareja asesinada. Lo acusan de doble parricidio.

Inicialmente, la hipótesis de la investigación se había enfocado en el papel de la empleada doméstica de las víctimas, identificada como María Ninfa Aquino. La trabajadora fue quien dio aviso a la policía tras el hecho y al ser interrogada su relato había presentado inconsistencias, lo que motivó su detención. Pese a que el caso tomó otra orientación con la aprehensión del hijo menor de los jubilados asesinados, no se descarta aún que Ninfa Aquino haya tenido alguna participación en el crimen.

José Enrique del Río, de 74 años, y su mujer Mercedes Alonso, de 72, fueron hallados sin vida en el interior de su automóvil Mercedes Benz, en el estacionamiento de una casona situada a pocos metros de la Quinta Presidencial de Olivos. El hombre, un ex policía y empresario retirado, tenía tres disparos en su cuerpo, en tanto que la mujer presentaba un proyectil en uno de sus ojos. Se encontraban ubicados en los asientos del conductor y acompañante respectivamente.

Al ingresar a la residencia, los pesquisas observaron una escena “amañada”, esto es, con algunas evidencias de un posible montaje. Había objetos del hogar revueltos como simulando un robo, pese a que un elemento clave como la caja de seguridad se encontraba abierta y las cerraduras no estaban forzadas. De allí se desprende, para los agentes a cargo de la investigación, que el criminal había tenido acceso a la vivienda.

Aunque inicialmente las sospechas apuntaron a la empleada, el análisis del teléfono celular de Martín del Río, empresario e hijo menor de la pareja, como así también de las cámaras de seguridad, cambiaron el curso del expediente. El dato clave habría surgido del teléfono del presunto parricida. De allí emerge la idea de una supuesta estafa por parte del empresario a sus padres, que involucraría la compra de un departamento en el exclusivo edificio Chateau de Avenida Libertador, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Martín del Río les habría mentido a sus padres al solicitarles 1,9 millones de dólares para la compra del inmueble. Pese a haber recibido el préstamo, sólo habría abonado una cifra menor, equivalente a cuatro cuotas de 10 mil dólares. Los investigadores sospechan que el resto del dinero fue robado.

La intención de Del Río padre y su esposa de mudarse al departamento aparece, en principio, como el posible móvil de asesinato.

El detenido está imputado por doble homicidio agravado por el vínculo. Será indagado en las próximas horas.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí