Inicio Policiales Las pistas que hallaron en la casa del sospechoso de la desaparición...

Las pistas que hallaron en la casa del sospechoso de la desaparición de una docente

Anahí Bulnes fue vista por última vez el 5 de diciembre. Una cámara de seguridad registró el momento en que la mujer ingresó al edificio del acusado pero nunca se la vio salir. La fiscal lo imputó por presunto homicidio aunque todavía no se encontró un cadáver

0

Santiago Alberto Campos Matos, un hombre de 37 años, se convirtió ayer en el principal sospechoso de la desaparición y presunto homicidio de Anahí Bulnes (36), la docente desaparecida desde el pasado 5 de diciembre cuando salió de su casa del barrio Altos Sud de San Vicente de la ciudad de Córdoba. Los investigadores lo arrestaron gracias a una cámara de seguridad que registró el momento en que la mujer entró al edificio del detenido aquel día pero nunca se la observó salir.

Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, en el allanamiento al departamento del sospechoso -ubicado en la esquina de Salta y Emilio Olmos, pleno centro de la ciudad de Córdoba- los investigadores hallaron pistas que llevan a sospechar un posible femicidio. En la vivienda de Campos Matos encontraron rastros de sangre, cuyo análisis se lleva a cabo por estas horas para establecer si coincide con el ADN de Anahí. Fue a partir de este hallazgo que la fiscal que investiga el hecho, Eugenia Pérez Moreno, ordenó la inmediata detención del hombre.

Sin embargo, las manchas hemáticas encontradas en el lugar no fueron el único hallazgo que comprometió a Campos Matos. Según trascendió de fuentes policiales, en el departamento los investigadores también descubrieron ropa femenina y libros sobre cómo cortar un cuerpo humano, cómo mantener las partes, además de volúmenes sobre canibalismo y rituales. “Es verdad que hay rastros de sangre y de acuerdo con lo que indicó un subinspector de la Policía que estuvo en el lugar, se encontraron esos otros elementos. Eso es verdad. Son todos indicios que se van a investigar”, dijo a Infobae Daniela Morales Leanza, abogada que representa a la familia de la docente desaparecida.

La letrada explicó que a través de los registros fílmicos se observó a la víctima cuando se encontraba con el ahora sospechoso el lunes 5 de diciembre. Luego, entró al edificio del centro de la capital provincial. Después de detectarla en los videos, convocaron a la hermana para ver si la identificaba. “Ahí no quedaron dudas de que era ella”, dijo la abogada.

El sospechoso de la desaparición y posible femicidio

Ya con los videos del ingreso. los investigadores detectaron que pasaban las horas y la mujer nunca más salió, las cámaras no mostraban su partida. Fue entonces que decidieron allanar el departamento. “Allí encontraron una serie de elementos e indicios que ameritaban la imputación de este hombre”, agregó Morales Leanza.

También se investiga el vínculo entre el detenido con la docente. En ese sentido, la abogada aclaró que nadie de los familiares de Anahí lo señaló como una persona de su entorno. “No se descarta que lo haya conocido y su familia no estaba enterada. Ella estaba en pareja con otra persona y su familia no lo reconoce a Campos Matos como alguien cercano a ella”, explicó.

Hay otros detalles que también trascendieron que generan todavía más preocupación respecto al posible destino de la maestra. Uno de ellos es que se corroboró que el hombre detenido cuenta con una denuncia por abuso sexual contra una menor de 10 años, efectuada a finales del año pasado. La madre de la nena abusada relató en diálogo con El Doce TV que el ataque ocurrió en una “pijamada” de la que participaban las hijas del acusado. Según consta en una resolución del Juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia familiar y de Género de Quinta Nominación, por tres meses se ordenaron restricciones de acercamiento y comunicación entre el denunciado y las víctimas. “La denuncia existe pero no se llegó a condena ni estuvo detenido”, dijo la abogada Morales Leanza.

Respecto a quién es el acusado, la letrada señaló que aparentemente trabaja en una cocina y que vivía solo. De hecho en su perfil de Facebook tiene publicadas algunas fotos de cuando tomó cursos de gastronomía hace ya varios años y algunos de los platos que cocinó. Está claro que tiene conocimiento del manejo de utensilios de cocina.

La familia todavía tiene la esperanza de que aparezca con vida. La abogada resaltó que todo lo que trascendió hasta el momento “es muy duro” para ellos y dijo que por los indicios que se hallaron, “se está buscando a una persona muerta”. En cuanto a la imputación, la letrada aclaró que podría variar igual en base a los resultados que arroje la investigación. “El panorama es difícil pero la familia al no tener nada concreto, espera hallarla con vida. Mi función es transmitir ese pensamiento”, concluyó.

Lo último que se sabe acerca de Bulnes es que salió de su casa el lunes 5 de diciembre pasado en horas de la madrugada sin ninguna de sus pertenencias y jamás volvió. Desde entonces, su familia y la Policía de la provincia de Córdoba la buscan intensamente, pero su paradero todavía es un misterio.

La mujer tiene 36 años y es madre de tres hijas menores de edad

Según la denuncia, radicada por sus familiares el lunes horas después de que la vieron por última vez, Anahí se fue de la vivienda que comparte junto a sus padres y sus tres hijas de 14, 12 y 7 años. Verónica, la hermana, contó en diálogo con distintos medios cordobeses por aquel momento que toda la familia se había reunido el domingo en un campo y que después cada uno se fue a su casa.

Del encuentro familiar también participó su actual novio, con quien está en pareja hace cuatro años pero con el que no convive. Esa noche, regresaron a la ciudad de Córdoba en tres autos diferentes. Su pareja -dijo la hermana- se fue a su vivienda y Anahí se acostó a dormir con sus hijas.

“Una de las nenas se despertó entre la 1 y 2 de la madrugada y ya no estaba, pero se volvió a dormir”, detalló Verónica. Sin embargo, la alerta se dio al día siguiente cuando Anahí no aparecía y con un detalle que todavía complica más la situación: dejó su celular, billetera, DNI, ropa y hasta el auto en la casa. Por ahora es prácticamente imposible de rastrear.

Ese no fue el único dato que llamó la atención. Verónica contó además que antes de desaparecer Anahí avisó al colegio en el que da clases por la mañana que iba a faltar. Supuestamente iba a llevar a una de sus hijas a un turno médico. Sin embargo, en la escuela que trabaja por la tarde tampoco se presentó y mucho menos avisó que faltaría.

Ahora resta saber si la manchas de sangre y la ropa femenina encontrada en la casa del cocinero Campos Matos corresponden a la maestra, una evidencia que podría ser condenatoria.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí