Inicio Policiales “¡Mami, me mata!”, el aterrador grito de una mujer asesinada delante de...

“¡Mami, me mata!”, el aterrador grito de una mujer asesinada delante de su familia

Romina Cerrudo (32) recibió 33 cuchilladas de Luis Giunta (42), delante de sus dos hijos y otros familiares, en San Andrés de Giles.

0

Una mujer de 32 años fue asesinada de 33 puñaladas en la puerta de su casa, en la localidad bonaerense de San Andrés de Giles. Por el femicidio, su esposo fue detenido tras haber intentado darse a la fuga y quitarse la vida.

El resultado de la autopsia arrojó que la mujer “presentaba 33 puñaladas”. No obstante, también registró que tenía “heridas cortantes en ambas manos y antebrazos, lo cual indica que intentó defenderse”, sostuvo un investigador con acceso a la causa, según consignó Télam.

Además, el citado informante aclaró que la mayoría de las heridas “son en el tórax y cuello” y que lo que le provocó la muerte fue un paro cardiorrespiratorio, consecuencia de las múltiples lesiones.

Cómo ocurrió el femicidio

El hecho tomó lugar durante la mañana del sábado último en un domicilio situado sobre Rawson al 2400, entre las calles 51 y 53, del mencionado distrito, donde vivía la víctima, identificada como Cintia Cerrudo.

El ataque tuvo lugar a plena luz del día sobre la vereda, frente a la vivienda en la que ambos convivían, de manera que fueron los vecinos quienes alertaron a la comisaría local sobre el violento episodio.

¡Mami, me mata! ¡Mami, me mata!”, fueron las palabras que alcanzó a decirle Cerrudo a María Leonelli tras haber sufrida las 33 puñaladas de su pareja. Cuando los efectivos llegaron al lugar constataron que Cerrudo ya había fallecido a raíz de las heridas.

En tanto, el acusado identificado como Jorge Luis Goyneche Giunta de 41 años, fue detenido cuando intentaba huir corriendo de la escena del crimen. Además, habría intentado quitarse la vida clavándose la misma cuchilla con la que asesinó a Cerrudo en el cuello.

El agresor, que se dedica a la herrería, había contraído matrimonio con la víctima en octubre del año pasado.

Después de cometer el crimen, el femicida intentó darse a la fuga en dirección a un Centro Integrador Comunitario (CIC), donde actualmente funciona un vacunatorio contra el COVID-19, pero en el camino fue interceptado por efectivos de la Estación de Policía Comunal (E.P.C.) de San Andrés de Giles que lograron detenerlo y trasladarlo a una comisaría cercana.

Una familiar de la mujer asesinada la despidió en sus redes sociales con un sentido mensaje: “No pensó en los hijos que tenían en común ´hdrmp´… hoy todos te lloramos mi amor. Me duele el corazón, no puedo creer que haya tipos tan asesinos, denle perpetua, ella no se merecía esto, tan buena trabajadora y que hoy cerró sus ojitos por este mal nacido”.

La causa fue caratulada como “Homicidio agravado”. En el marco de la investigación que se desarrolla se determinó que no había una restricción de acercamiento entre ambos. Además, se realizaron una serie de entrevistas a varias personas que habrían sido testigos del asesinato, quienes aportaron más información sobre el hecho. No obstante, miembros de la Policía Científica realizaron las pericias correspondientes en el lugar.

El hecho es investigado por personal de la Ayudantía Fiscal de San Andrés de Giles y de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Mercedes.

Fuente TN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí