Inicio Policiales Preso por secuestrar y robarle la camioneta a un empleado de una...

Preso por secuestrar y robarle la camioneta a un empleado de una panificadora en un falso control vehicular

El martes pasado, el Ministerio Fiscal logró la detención del sospechoso y ahora consiguió que ordenaran su prisión preventiva.

0

Este jueves se realizó una audiencia en la que se procedió a legalizar la detención, formalizar la investigación, formular cargos y solicitar medidas restrictivas de la libertad en contra de un joven de 25 años. La Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, al mando de Diego López Ávila, lo imputó por ser presunto coautor del delito de robo agravado por el uso de arma, en concurso real con privación ilegítima de la libertad agravada por haber mediado violencia.

El sujeto está sospechado de formar parte de una banda delictiva que, el 27 de junio de este año, simuló el procedimiento de un control vehicular para asaltar a un empleado de una conocida panificadora de la provincia.

Armados, golpearon en la cabeza al trabajador de 60 años, lo metieron en la caja de la camioneta que conducía y más tarde lo arrojaron en el camino. El vehículo apareció después sobre la banquina de la Ruta Provincial N° 338, en San Pablo.

A la cárcel

Durante la audiencia, el auxiliar de fiscal Gabriel Veglia relató la teoría del caso (ver aparte con más detalle) y, luego de enunciar las evidencias reunidas hasta ahora, solicitó que se le imponga al acusado la prisión preventiva por el plazo de 30 días. Lo consideró necesario, ya que resta peritar elementos secuestrados en el allanamiento en su casa, en Lavalle al 1800, como ser dos teléfonos celulares y prendas de vestir, que serán comparadas con imágenes de cámaras de seguridad. Asimismo, falta identificar a los consortes de causa que están prófugos.

“Es un hecho que llevó una organización previa. Se han puesto de acuerdo en este plan criminal simulando realizar un control policial, colocando conos en la vía pública, utilizando vestimenta que llevó a la confusión de la víctima, que creyó que se trababa de personal policial o municipal”, manifestó Veglia. Por su parte, el juez interviniente resolvió aceptar todo lo requerido por el MPF y dispuso el traslado del imputado hacia el servicio penitenciario.

El caso

El 27 de junio del 2022, a la mañana, un empleado de una conocida panificadora conducía una camioneta Fiat Fiorino, propiedad de la empresa. Llegó a una sucursal de avenida América y Colombia de la Capital, donde recibió la recaudación dentro de una bolsa de cuero con candado, y la introdujo en un buzón que contenía el vehículo. Luego, el trabajador salió en el rodado rumbo al norte por avenida América. Al pasar un puente ubicado metros antes de llegar a avenida Francisco de Aguirre, se encontraba el imputado a bordo de una motocicleta Guerrero azul, junto a otros cuatro sujetos, quienes simularon un control vehicular con dos conos, utilizando algunos de ellos prendas amarillo flúor similar al uniforme de la Policía.

Al detener su marcha, uno de estos sujetos se acercó y le pidió que exhibiera la documentación. La víctima buscó dichos papeles y cuando levantó la mirada para entregarle, el sujeto sacó un revólver y le ordenó que se baje. Inmediatamente, se acercaron otros dos sujetos también uniformados como el primero, quienes bajaron a la fuerza al empleado y lo metieron en la caja de la camioneta, golpeándolo uno de ellos en la cabeza con la culata de un arma de fuego y tapándole la cabeza con una campera. Comenzaron a conducir la camioneta dos de los sujetos no identificados, mientras los otros dos tenían a la víctima en la caja, mientras eran escoltados en todo momento desde atrás por el acusado a bordo de la moto azul. Luego de unos minutos, todos pararon la marcha y arrojaron al hombre en la vía pública, quitándole su teléfono celular y $5.500, la camioneta y la recaudación de la panificadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí