Inicio Policiales Prisión preventiva para un chofer acusado de robar una suma millonaria de...

Prisión preventiva para un chofer acusado de robar una suma millonaria de combustible

El hombre es investigado por numerosos robos de miles litros de combustible a YPF en Tucumán. El chofer trabajaba para la empresa Translucom SRL, que tiene sede en la ciudad santiagueña de Frías

0

El Ministerio Público Fiscal (MPF) obtuvo la prisión preventiva para un chofer de camión acusado de estafar a la empresa para la que trabajaba por haber sustraído miles de litros de combustible destinados a YPF, en numerosas oportunidades.

De acuerdo a lo investigado hasta el momento, el chofer trabajaba para la empresa Translucom SRL, que tiene sede en la ciudad de Frías, Santiago del Estero, y se dedica al transporte de combustibles para la petrolera YPF.

El imputado violó sus deberes de transportista, ingresó a un predio privado, ubicado sobre Ruta Provincial N° 306, en el paraje Los Villagra, en el departamento Cruz Alta, donde procedió a abrir las tapas de la parte superior de las cisternas N° 2, 5 y 6 mediante la utilización de una palanca. Luego introdujo una manguera al interior de la cisterna, vulnerando el sistema de seguridad para así extraer el combustible contenido en el interior, para posteriormente depositar el producto extraído en bidones de 1.000 litros cada uno y tachos de 200 litros cada uno.

Todo esto –siempre según la acusación del Ministerio Público– con el propósito de procurar para sí un lucro indebido, perjudicando de esta manera los intereses confiados al continuar su viaje hacia las distintas sucursales de la empresa YPF con una menor carga de combustible que la que le fuera confiada.

Este martes, el apoderado legal de la empresa radicó la denuncia a las 10 horas aproximadamente. El motivo es la toma de conocimiento de que existen choferes que cuando realizan los viajes a diferentes estaciones de servicio ingresan a un predio ubicado en Los Villagra, desviándose del recorrido habitual, ingresan a una cantera y proceden a levantar las tapas de la cisterna descargando combustible en tachos que se encuentran en el lugar antes mencionado lugar.

Estos hechos se han producido en más de 50 oportunidades, información que fue brindada por el sistema Sitrack, empresa que realiza los seguimientos satelitales de los camiones.

Además, especificó que este último martes salió un camión de la empresa con destino a la provincia de Tucumán, llegando aproximadamente a horas 12:30 y ante la posibilidad que se cometa nuevamente el ilícito solicitó que se adopten las medidas para interrumpir el mismo y obtener de esta forma pruebas de los ilícitos cometidos.

A horas 12:30 aproximadamente se divisó al camión en cuestión, siendo este de marca Mercedes Benz, de color blanco con un tanque de cisterna en el cual se lee YPF, el cual circulaba de sentido sur a norte e ingresó a una cantera de áridos.

Pasados unos minutos, el personal policial también ingresó al lugar, dirigiéndose hacia el fondo del predio en donde se encontraba el camión encendido y un sujeto debajo del mismo a quien procedieron a identificar. Al ser consultado por los efectivos acerca de su presencia en el lugar, el mismo contestó con evasivas a las preguntas.

Se requirió la presencia de dos testigos en el lugar para registrar el camión, procediendo al secuestro del interior del mismo de tres teléfonos celulares. Asimismo, en el lugar se encontraban tres tachos de 200 litros aproximadamente, dos de los cuales eran de color naranja y uno de color rojo, destapados, como así también tres bidones de plástico de 1.000 litros cada uno, todos ellos vacíos.

La medida cautelar se dictó durante una audiencia requerida por la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos II, a cargo de Pedro Gallo. En primer término, se acordó la legalización de la aprehensión del acusado, para después pasar a la formalización de la investigación y formulación de cargos.

Luego, el representante del MPF, fiscal auxiliar Rodrigo Gustavo Bilbao, expuso la calificación legal provisoria, imputándole el delito de administración fraudulenta. En tanto que –entre las medidas de coerción– el MPF planteó el riesgo de peligro de fuga y solicitó una prisión por el plazo de dos meses, pero la jueza interviniente sólo otorgó 15 días.

“Es un hecho muy grave si tenemos en cuenta todas las fechas. Son 3.600 litros de combustible cada vez que el camión ingresaba al predio. El resarcimiento económico es muy grande”, consideraron desde la Fiscalía. Y añadieron: “Queremos investigar si se trata de una banda delictiva organizada”.

Por otro lado, el MPF remarcó que el acusado, de 38 años, cuenta con antecedentes en varios hechos con lesiones y amenazas, y que además existe el riesgo de que influya sobre otros imputados en la causa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí