Inicio Policiales Quiénes son los tres detenidos por el crimen del policía tucumano que...

Quiénes son los tres detenidos por el crimen del policía tucumano que fue acribillado de ocho tiros

Se trata del efectivo tucumano de la PFA asesinado mientras concretaba la compra de un celular que había pactado a través de las redes sociales. Uno de los presuntos delincuentes llegó a ser baleado por el efectivo en medio del asalto

1

Efectivos de la división Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA), de la DDI de San Martin y la Comisaría Nº6 de la localidad de Ciudadela detuvieron en las últimas horas a tres jóvenes como sospechosos del crimen de Giuliano Edgardo Tierro, el subinspector de la fuerza federal que fue asesinado de al menos ocho disparos durante un intento de asalto ocurrido anoche a una cuadra del ingreso al barrio Ejército de Los Andes, conocido como Fuerte Apache.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, uno de los delincuentes fue identificado como Adan Alexis Daniel Paz, un joven de 23 años con domicilio en un block del asentamiento, quien luego de ser llevado a la sede de la comisaría Nº6, fue identificado por la propia novia del agente asesinado, que también estaba al momento del intento de asalto. De acuerdo con lo que dijo la testigo, el sospechoso sería la persona que los interceptó. Además, fue arrestado porque su fisonomía coincidía con la que se observó en el video del ataque.

De acuerdo con las fuentes consultadas, los otros dos presuntos delincuentes arrestados son los hermanos Brian Alexander (26) y Oscar Ezequiel Ledezma Pérez (28). Este último, según confirmaron a Infobae, resultó herido en el rostro, torso y en un brazo durante el forcejeo con el oficial Tierro. El sospechoso, que cuenta con antecedentes penales por robo calificado, permanece internado en el Hospital Vélez Sarsfield. Otro dato que trascendió es que Paz y los Ledezma, también, son cuñados.

De acuerdo con registros oficiales, Adan Alexis es empleado de una empresa de limpieza y es afiliado a la obra social del personal de maestranza. Del mayor de los hermanos no hay mayores datos, aunque de Brian sí trascendió que hasta hace algunos años fue empleado de una reconocida cadena de supermercados y de una empresa alimenticia. Los investigadores indicaron de igual forma, que al igual que
Oscar, el joven de 26 años también tiene “un amplio” prontuario. Los tres enfrentan por ahora la acusación de homicidio.

El hecho ocurrió pasadas las 20:15 horas en la intersección de las calles Francisco Madero y De Vicenzi. Allí se encontraba el subinspector, oriundo de la provincia de Tucumán, que se había dirigido al lugar junto a su novia para concretar la compra de un celular que había acordado a través de Facebook. Tierro estaba de vacaciones en Buenos Aires.

Mientras ambos esperaban sobre la vereda frente a una casa, fueron abordados por tres delincuentes que a punta de pistola intentan sustraerles las pertenencias. En las imágenes que tomó una cámara de seguridad de la zona se observa como uno de los asaltantes ataca a la mujer mientras que los otros dos fueron sobre Tierro, que estaba vestido de civil ya que se encontraba de vacaciones. En su intento de resistirse al robo, el oficial forcejeó con el ladrón hasta que terminó siendo ejecutado de varios disparos.

Efectivos del Comando Tres de Febrero acudieron al lugar tras un llamado al 911 que alertó acerca de la presencia de una persona con heridas de arma de fuego. Los uniformados encontraron a Tierro tendido en el suelo, con varios impactos de bala, por lo que lo trasladaron de urgencia al hospital Carrillo, donde falleció como consecuencia del ataque. Después se confirmarían que fueron ocho los balazos.

Los primeros datos de la investigación se obtuvieron gracias a las manchas de sangre en la vereda. Cuando los uniformados llegaron al lugar comenzaron a seguir rastro hasta ingresar al Nudo 4 de Fuerte Apache. Allí, una vecina les dijo que su novio escuchó subir al edificio a dos sujetos, uno de ellos aparentemente herido, y que lo llevarían al Monoblock 36 y luego a un hospital. Horas después desde la Comisaría Vecinal 10º de la Ciudad de Buenos Aires se informaría acerca del ingreso de un joven baleado al Vélez Sarsfield, en Capital Federal. Con el correr de los minutos, la Policía confirmó que era uno de los Ledezma.

En la escena del crimen, los agentes entrevistaron a la pareja de la víctima, una joven docente de 25 años, quien les relató que ambos eran oriundos de la ciudad tucumana de Concepción, donde el policía de 28 años se desempeñaba; y que estaban alojándose en la casa de un amigo en el barrio porteño de Villa Lugano.

La mujer contó que habían pactado la compra de un teléfono celular a través de Marketplace, en la red social, y acordaron con el vendedor encontrarse este miércoles por la noche para concretar la operación. De acuerdo con su testimonio, la joven y Tierro llegaron al lugar en una moto Yamaha FZ; a los pocos minutos le escribió por WhatsApp a la supuesta vendedora, quien contestó que estaba demorada.

“Él quería irse solo, pero le dije que iba a ir con él. Nos pusimos en contacto para comprar el celular por una página de Facebook. El domicilio estaba justo al lado de la esquina”, dijo la pareja en diálogo con Radio Rivadavia. “En el momento me dio desconfianza porque el precio del celular era muy bajo. Estábamos los dos parados de frente y le dije que nos fuéramos porque tenía miedo. Llega una mujer mayor al domicilio y empecé a darme cuenta de que estábamos cayendo en una trampa. A los 10 segundos vi que salieron tres tipos de la calle: uno vino hacia mí y dos fueron con él”, agregó la joven.

Fue en ese momento que fueron emboscados por los delincuentes. En medio del forcejeo, Tierro llegó a extraer su arma reglamentaria y efectuó disparos. Algunos impactaron en uno de los delincuentes. Según la información preliminar, la víctima recibió ocho impactos de bala: en el pecho, brazo y piernas.

La balacera que se produjo durante el enfrentamiento fue de grandes proporciones e incluso pudo haber sido todavía más trágica. Un vecino de la zona, de 76 años y nacionalidad boliviana, fue trasladado al hospital por el roce de una de las balas en su hombro derecho. Fuera de peligro, el hombre comentó a la policía que escuchó los disparos mientras se encontraba en su casa. Además aportó las imágenes registradas por la cámara de seguridad de su vivienda.

En la causa interviene el fiscal Ignacio Correa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UF) 5del Departamento Judicial de San Martín, quien supervisó las actuaciones en el lugar del hecho y dispuso la presencia de los peritos de la Policía Científica y el relevamiento de cámaras de seguridad y de testigos del crimen.

Fuente Infobae

1 COMENTARIO

  1. Inyección letal a estos delincuentes asesinos del Policía, en una ejecución pública con entrada libre y gratuíta.
    Pero no va a suceder con esta Casta política y judicial de atorrantes, hipócritas e ineptes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí