Inicio Policiales Roberto Rejas sufrió un nuevo revés judicial por la escandalosa fuga de...

Roberto Rejas sufrió un nuevo revés judicial por la escandalosa fuga de Bomberos

El ex guardiacárcel, condenado a perpetua por los crímenes de Milagros Avellaneda y de su hijo Benicio, afronta una causa por su evasión.

0

Por pedido de la Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas, que dirige Pedro Gallo, este martes se desarrolló una audiencia en el marco de la causa que investiga la evasión de Roberto Carlos Rejas de la Dirección General de Bomberos, el 27 de septiembre del año pasado, a pocos días de que fuera condenado a prisión perpetua por la desaparición y asesinato de Milagros Avellaneda y de su hijo Benicio. Lo capturaron el 14 de octubre en la provincia de Salta.

El auxiliar de fiscal Guillermo Di Lella solicitó, por un lado, que se extienda la prisión preventiva del ex guardiacárcel por 30 días, al considerar que subsiste el riesgo de peligro de fuga; y por el otro, que se prorrogue la investigación penal preparatoria por el término de tres meses y medio. Esto último debido a que aún restan analizar celulares y computadoras secuestradas, tarea que el MPF le encomendó al Departamento de Inteligencia Criminal de la Policía (D2).

Al momento de emitir su resolución, el juez interviniente en la audiencia decidió aceptar parcialmente lo requerido por la Fiscalía y otorgó 30 días de plazo para ambas prórrogas. Por otro lado, cabe recordar que en este proceso también está siendo investigada la ex pareja de Rejas, Patricia Gómez, quien, según la teoría del Ministerio Público Fiscal, podría haber cooperado con información y recursos económicos para que el imputado pueda llevar adelante su fuga.

La acusación

El 22 de septiembre del 2021, la Sala II° de la Cámara Penal Conclusional ordenó la prisión preventiva en contra de Rejas por el plazo de 6 meses o hasta que la condena de prisión perpetua impuesta en su contra, ese mismo día quedase firme. Ya encontrándose privado de su libertad en la Dirección General de Bomberos, ubicada en calle 25 de Mayo al 1000 de la Capital, se dirigió hasta el baño de dicho establecimiento, que está en el primer piso y al cual se accede mediante una escalera que da con los dormitorios de los suboficiales.

Una vez allí, se subió a un inodoro y forzó un ventiluz. Superada esa barrera, descendió en la pared colindante con la escuela Julio Argentino Roca, para luego dirigirse por el techo hacia el tanque de agua de dicha institución, desde donde bajó aproximadamente 1.66 metros de altura haciendo pie en un balde que estaba sobre una mesa, apoyándose previamente en un caño de agua, y finalmente se dio a la fuga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí