Inicio Policiales Sicarios mataron a una adolescente en Rosario: horas antes balearon a su...

Sicarios mataron a una adolescente en Rosario: horas antes balearon a su novio y días atrás habían asesinado a su tío

La víctima tenía 16 años. Su pareja está internada en grave estado. La ciudad santafesina acumula 248 homicidios en lo que va del año

0

La violencia en Rosario no para. En la noche de este martes, una adolescente de 16 años fue asesinada de seis disparos en el interior de su casa de la zona noroeste apenas horas después de que su novio, un chico de la misma edad, fuera acribillado y terminara internado en un hospital en grave estado. Pero no fue el único ataque vinculado a la menor: el lunes de la semana pasada, mataron a tiros a su tío, quien según testimonios recolectados por investigadores policiales, vendía droga al menudeo. Según el Observatorio de Seguridad Pública, con el crimen de la adolescente, Rosario ya acumula 248 homicidios en lo que va del año.

La menor asesinada, identificada como Candela Berenice Romero, fue acribillada cerca de la medianoche en una vivienda ubicada en la calle Achira, a dos cuadras y media del Mercado de Concentración de Fisherton. El cuerpo tenía dos heridas de arma de fuego en el cráneo, dos en el brazo derecho, uno en el cuello y otro en la espalda.

De acuerdo al expediente que lleva adelante la fiscal de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro, los peritos forenses incautaron 14 vainas servidas que estaban en distintas partes de la casa de la víctima. Ocho balas estaban en el dormitorio y otras cinco en el patio delantero, se halló una en la vereda. Se presume, sobre la base de testimonios tomados por la Policía provincial, que los sicarios que mataron a la adolescente llegaron y se fueron en dos autos.

La cuadra en la que tuvo lugar la muerte de Candela Romero no era desconocida para la subcomisaría 22ª. En 2018, ese domicilio de Achira al 600 había sido allanado por la Policía de Investigaciones por una causa que encabezó la fiscal federal Adriana Saccone. En aquel operativo, difundido por el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, se bautizó a la presunta estructura investigada como “La banda del mercado” en alusión al Mercado de Concentración de Fisherton.

La escena del crimen de Candela.

Por su parte, el novio de Candela había sido baleado ocho horas antes del homicidio. Se trata de M. A., otro menor de 16 años, que fue atacado a tiros en inmediaciones de la calle Nicaragua y el pasaje Volta, en la zona oeste. El chico entró al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) con un disparo en el abdomen, dos en el tórax, uno en el brazo derecho y uno en el cráneo. Actualmente está internado con pronóstico reservado.

Pero M. A. no fue el único herido en esa balacera perpetrada, aparentemente, desde un auto Fiat 147. En el mismo hecho resultaron heridos un joven de 18 años –con un impacto en el pie derecho–, otro de 21 años, que está también en el mismo sanatorio con orificios en su pierna izquierda, y una vecina que estaba totalmente ajena a la situación. La vecina, según relató ante Canal 3, estaba mirando televisión en el living, cuando una bala entró por la ventana, pegó en el televisor y luego la hirió en el abdomen, aunque no comprometió ningún órgano.

Sin embargo, la saga sangrienta vinculada a Romero comenzó el lunes 24 de octubre, cuando asesinaron al tío de Candela, Mario Alejandro Martínez, de 37 años, en un pasillo del complejo Fonavi de la calle Carranza al 800, también en la zona noroeste de Rosario.

El tío de Candela fue asesinado de ocho disparos, según las primeras actuaciones de la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal, que en la escena incautó ocho vainas servidas calibre nueve milímetros. Vecinos revelaron al diario La Capital que el hombre no vivía en ese pasillo, pero indicaron que “era del barrio”, ya que vivía a unas cuantas cuadras y que además vendía droga al menudeo en esa zona.

Entre otros datos que trascendieron, se supo que el hombre de 37 años figuraba en el padrón electoral de Santa Fe con domicilio en Achira al 600, en el mismo lugar del crimen de su sobrina. Según las denuncias que se habían hecho ante el 911, esa dirección ya estaba en la mira de la Policía por ser un presunto punto de venta de droga.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí