Inicio Policiales Un delincuente resistió a tiros un allanamiento y mató a un policía

Un delincuente resistió a tiros un allanamiento y mató a un policía

Ocurrió en un descampado de la localidad bonaerense de Torres. Además, tres de sus compañeros fueron heridos de bala. Iban a detener a un hombre imputado por delitos de violencia de género

0

Un efectivo de la Policía Bonaerense fue asesinado y otros tres compañeros resultaron heridos después de un tiroteo producido durante un allanamiento en un campo en la localidad de Torres, cercano a Luján.

Según confirmaron fuentes del caso a Infobae, el efectivo, con rango de sargento, destinado da la Comisaría 3ª de Luján perdió la vida en el Hospital municipal de la misma ciudad al no poder recuperarse de las heridas de bala recibidas durante el enfrentamiento con el hombre que iba a detener.

El asesino, Hugo Jorge Javier Castro, iba a ser detenido, acusado de delitos de violencia de género y abuso sexual. Una vez que los agentes de la Policía Bonaerense llegaron a la entrada de su campo, respondió con disparos con su arma de fuego. Resultó herido también y es tratado en el mismo hospital donde su víctima perdió la vida. Allí también se recuperan los compañeros del sargento.

Castro tenía una orden de detención por delitos cometidos en la ciudad de Campana. Pesaban sobre él imputaciones por delitos de violencia de género, abuso sexual y robo.

Según informó el diario de Luján El Civismo, el imputado tenía conocimiento de la orden de captura en su contra y se había trasladado a la localidad de Torres para esconderse en el campo donde se produjo el tiroteo.

Uno de los policías heridos se encontraba en grave estado y debía ser sometido a una cirugía en las próximas horas. Todavía no se definió si iba a ser operado en el mismo hospital de Luján o si sería derivado en helicóptero a un sanatorio privado de mayor complejidad.

En principio, una gran cantidad de vecinos de la ciudad bonaerense se acercaron a la puerta del hospital público, ubicado en la calle San Martín al 1700, para interiorizarse sobre el estado de salud de los policías heridos.

Los medios locales indicaron que el sargento asesinado recibió dos disparos en la zona de tórax. A su vez, el inspector que se encuentra en grave estado sufrió una herida de bala también en el tórax, mientras que los dos agentes que se encuentran fuera de peligro recibieron un impacto de bala en una mano y el otro en una costilla, impacto que le causó la fractura de la misma.

Actúa en la causa la doctora Laura Cordiviola, de la UFI descentralizada Nº 10 de Luján.

Fuente Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí