Inicio Policiales Vendía masitas dulces, lo asaltaron y cuando fue a recuperar lo robado...

Vendía masitas dulces, lo asaltaron y cuando fue a recuperar lo robado lo asesinaron

0

Buenos Aires.- Matías Leonel Castillo lo conocían como «Pastelito». El apodo del adolescente de 14 años tenía que ver con que se dedicaba a vender pastelitos para subsistir luego del asesinato de su madre Deborah Daniela Castillo, en un hecho de inseguridad. Ayer, el joven fue asesinado de un disparo a sangre fría tras un robo, y cuando intentaba recuperar lo que le habían sustraído.

Ocurrió en el barrio Santa Marta, la localidad de Ingeniero Budge de Lomas de Zamora, provincia Buenos Aires.

A «Pastelito», que también iba a la escuela secundaria, y a sus hermanos de 16, 12, 9 y 5 años los criaba su abuela materna, Selva Sandra Castillo (57), que también era la tutora legal. Según lo publicado por Infobae, la noche previa al crimen la mujer preparó la cena para sus nietos. Cerca de las 21 del 8 de enero, Matías le dijo que iba a salir con amigos, y que después volvería.

«Me voy sin comer porque voy a cenar con los chicos», le dijo «Pastelito» a su abuela, según figura en la causa. Selva no se alarmó: era común que, en horas de la tarde o de la noche, los amigos de Matías lo pasaran a buscar en moto para después «ranchear» en la intersección de Pampero y Terrada, a cuatro cuadras de su casa. Esta vez era diferente, Selva no lo vería nunca más con vida.

Diez horas más tarde de ese adiós, entre las 6 y las 7 del domingo, la abuela se despertó sobresaltada. «Mami, mami, levantate que lo lastimaron a Matías», le avisaba su nieto mayor, hermano de «Pastelito» y de profesión panadero. El adolescente de 16 años tomó conocimiento de lo que le había pasado a través de uno de los amigos de la víctima, quien le fue a golpear la puerta para avisarles de la tragedia: lo habían asesinado a 12 cuadras de su casa.

Si bien no están claras las circunstancias del ataque, y hasta aseguran los testigos que lo amenazaron con una botella, la versión más fuerte que manejan los investigadores indica que a «Pastelito» lo quisieron asaltar y que la víctima fue a pedirles ayuda a sus amigos para recuperar lo que le habían robado. «Lo cierto es que cuando llegaron al lugar donde podían estar los presuntos ladrones, fueron atacados», dijeron las fuentes consultadas. Y la secuencia quedó filmada.

El crimen fue alrededor de las 6.30 del domingo, tan solo a solo cinco cuadras de donde el 1° de enero mataron de un balazo en la nuca a Lara Valentina Fernández (17), para robarle un teléfono celular. Los policías de la Comisaría 9° de Parque Barón fueron alertados por los vecinos que se encontraron con el cuerpo de un adolescente sobre el asfalto: era «Pastelito».

Fuente: Quepasasalta.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí