Inicio Política Cristina Fernández afirmó que “el único lugar donde hubo violencia fue en...

Cristina Fernández afirmó que “el único lugar donde hubo violencia fue en la Ciudad de Buenos Aires”

La Vicepresidenta encabezó un discurso ante la multitud que se acercó a su domicilio para dale su respaldo, en el que aseguró que “la violencia fue provocada por odio al peronismo. No toleran el amor y a la alegría de los peronistas”

0

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó en la noche del sábado que “el Partido Judicial le pidió 12 años de condena por cada uno de los mejores años que vivió el pueblo argentino”, y remarcó que hubo desde el martes manifestaciones en todo el país de apoyo a su figura, pero que en “el único lugar donde se produjeron escenas de violencia fue en la Ciudad de Buenos Aires”.

La Vicepresidenta brindó un discurso en la noche de este sábado desde un escenario improvisado en las afueras de su domicilio. Lo hizo tras una jornada marcada por los incidentes registrados en las calles linderas luego de que sus seguidores se acercaran para manifestar su descontento con el vallado impuesto en la zona por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

CFK hizo su aparición en el escenario montado en la esquina de su departamento alrededor de las 22:09. Tras aproximadamente 10 minutos de alocución les pidió a los militantes que se desconcentren, luego de una jornada agitada. “Vayamos a descansar un poco que ha sido un largo día”, les solicitó.

Durante sus palabras, también le pidió a los dirigentes de la oposición que “dejen de competir para ver quien odia más a los peronistas”. “No repitan experiencias de las cuáles después todos tenemos que lamentarnos, ha habido demasiada sangre en la Argentina”, expresó.

En su breve discurso, además, se encargó de marcar un contraste en las manifestaciones en su favor y las que la cuestionan. “Se juntaban a cantar, no ha insultar ni a desearle la muerte a nadie”, resaltó en alusión a la actitud de sus seguidores, en comparación de quienes “quieren exterminar al peronismo”.

La vicepresidenta volvió a referirse a la justicia como “partido judicial” y, sin mencionarlo, aludió a la conclusión del alegato del fiscal Diego Luciani. Destacó que hubo manifestaciones de apoyo “desde el martes, cuando el partido judicial pidió 12 años de condena por cada año de los mejores 12 que tuvo el pueblo argentino”. Sin embargo, “en el único lugar en el que desde el día martes hubo escenas de violencia fue en la puerta de mi casa”, sostuvo.

Tras remarcar que cada vez que se juntan en el mismo lugar personas a expresarle rechazo “con odio”, le pidió a los dirigentes de la oposición que moderen sus posicionamientos. “Los hemos visto colgar horcas, pero los violentos somos nosotros”, señaló.

Luego, la vicepresidente les pidió que desconcentren. Minutos después, les agradeció a través de su cuenta de Twitter por la jornada. “Ha sido un largo día. Quiero decirles que aunque viviera mil años, nunca me va a alcanzar para agradecerles el amor, la solidaridad y la lealtad de todos ustedes”, expresó.

Las frases más fuertes del discurso de Cristina Kirchner

“Desde el día martes cuando el partido judicial pidió 12 años de condena por cada año de los mejores 12 años que tuvo el pueblo Argentino, desde ese día se produjeron a lo largo y ancho del país manifestaciones espontáneas de compatriotas”.

”En el único lugar en el que hoy hubo escenas de violencia fue aquí, en la ciudad de Buenos Aires y en la puerta de mi casa. Provocadas por lo que yo llamo el odio hacia la alegría y amor peronista”.

“Desde el martes quien habla ha sufrido el permanente hostigamiento de gente que viene a amenazarme de muerte. Nunca vi a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires intervenir”.

“Los hemos visto colgar horcas y guillotinas en la plaza, pero los violentos somos nosotros”.

“Tenemos que pedirle a la oposición, sobretodo ahora que se avecina una nueva campaña, que dejen de competir para ver quién odia y pega más a los peronistas”.

» Esas competencias para ver quién es más duro, quien castiga más las manifestaciones populares nunca llegaron a buen puerto en la Argentina. No repitan experiencias que después todos tenemos que lamentarnos”.

“No es cierto que estaba todo el día (la gente). Se juntaban a cantar, no ha insultar ni a desearle la muerte a nadie”.

“Aunque viviera mil años, nunca me va alcanzar para agradecerles el amor, la solidaridad y la lealtad de todos ustedes”.

“Les pido que no abandonemos nuestras convicciones nunca, y sobre todo ese indiscutible amor a la patria que nos unió a todos y todas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí