Inicio Provincia El reencuentro: La emoción de una familia de Lastenia que venció al...

El reencuentro: La emoción de una familia de Lastenia que venció al coronavirus

0

Tucumán.- Son las 2.40 ya de este miércoles y las luces del auto iluminan el abrazo más esperado la familia Giménez. “Fueron 15 días en total que lo esperamos. Sólo Dios sabe lo que viví aquí en mi casa sola mientras seguía día a día la evolución de mi familia”.

Agostina es la joven que había hablado con El tucumano hace dos semanas luego del descargo en las redes sociales tras los positivos de su familia y el maldito escrache con capturas de pantalla señalándola a ella también como contagiada, una información falsa, pero con el daño ya hecho.

Es un daño que, apoyada en sus mejores amigos, Agostina empezó a olvidar para concentrarse de lleno en la evolución de su familia, a quienes siguió permanentemente a través del celular y el grupo familiar más activo que nunca. Pero ningún llamado de los realizados fue tan esperado como el que llegó anoche, al filo de la madrugada.

“Mi mamá me llamó y me dijo que el segundo hisopado ya había dado negativo. Y a mi papá también. Y a mis dos hermanos también. Y que lo de mi tío había sido una falsa alarma. Sólo esperamos el último resultado de mi tía y mi sobrinito para que ya estamos todos juntos de nuevo”, habla de corrido Agostina y suspira aliviada, con el pecho descomprimido después de tanta tensión acumulada que se descargó en el abrazo.

“Primero mi papá había venido en remis. Y después el resto de mi familia. Yo los estaba esperando afuera. Eran la 2.40. No había nadie en la calle. Sólo nosotros y la emoción del momento. Y mis perritos que ladraban de felicidad alrededor nuestro, mientras llorábamos, y mi mamá me pedía que me calmara y a mi hermano se le caía la gorra y todo lo que ven en el video”.

Después de una noche de reencuentro, de alivio, de paz, Agostina y sus familiares pudieron dormir un buen tirón hasta entrada la mañana este miércoles en Lastenia, la ciudad donde se siente que lo peor ya pasó, que una vez corrido el vallado el viernes, generó alivio y felicidad en las familias y también una breve preocupación en Agostina: “Al quitar el vallado tenía miedo que entraran a mi casa porque sabían que estaba sola. Pero el intendente Darío Monteros se comunicó conmigo para darme toda la tranquilidad y la app que todos manejamos. La verdad es que no podemos quejarnos del trato de la intendencia tanto a mí como a mi familia”, agradece Agostina, quien se ríe cuando relata todo lo que aprendió a hacer durante estos días.

“Esta mañana mi papá se reía cuando me veía lavando la vereda. Me miraba y no decía nada, jaja. Y les conté que aprendí a desinfectar todo, cada ambiente. Y a cocinar también. No sabía hacer nada. Y ahora con mi mamá estamos por almorzar milanesas caseras. Mi papá no quiere ver un fideo tirabuzón más, jaja. Ni pollo hervido. Ya están marchando las milanesas. Ya está volviendo todo a la normalidad”.

Fuente: El Tucumano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí