Inicio Provincia Polémica: un escuela secundaria de Monteros impidió el ingreso de alumnos sin...

Polémica: un escuela secundaria de Monteros impidió el ingreso de alumnos sin guardapolvo

0

Monteros.- El lunes en horas de la mañana los padres de la escuela secundaria de Comercio Gral. Don José de San Martín (Monteros) comenzaron a quejarse antes los medios de comunicación sobre una nueva medida en el establecimiento: solo se ingresaría con uniforme, es decir, guardapolvo blanco.

En esos momentos, La Tempranera Frecuencia Modulada se acercó al lugar para dialogar con las autoridades y poder aclarar el asunto para toda la comunidad. Recordemos que semanas antes ya había sucedido un escándalo similar tan solo una cuadra más atrás, cuando la escuela Técnica de esta misma ciudad implementó el cierre de puertas para quienes no llegaran a horario, tanto alumnos como docentes.

Aquí, la emisora privada pudo entrevistar a Clara Sánchez, asesora pedagógica del establecimiento, quien detalló con paciencia los pasos que fueron derivando a esta medida, y desmintiendo algunas cuestiones que circulaban entre la comunidad: “La medida tiene que ver con el guardapolvo, estamos haciendo una campaña y trabajando con el GPI del Ministerio sobre el uso del guardapolvos, los chicos venían ya en condiciones que no eran las correctas para la escuela, esa campaña se hace desde el año pasado, y por eso se pidieron donaciones, por ejemplo, el legislador Ruiz Olivares donó 20, el Municipio prometió más, el centro de estudiantes también recolectó, los padres de alumnos ya egresados trajeron los que ya no usaban, se fue inclusive curso por curso los primeros días de clase preguntando quien no tenía posibilidad de acceder al guardapolvos para conseguirles uno”, explicó la docente, dejando en claro que se tuvo en cuenta la falta de recursos económicos para acceder a un delantal en algunos casos.

“La semana pasada ya se habilitó el uso de un uniforme alternativo pero solo por esa semana, entendiendo toda la institución que a partir de hoy ya se debía ingresar con el guardapolvo. Se dice mucho que se prohibía ingresar si no usaban zapatos, eso no es cierto, pueden usar zapatillas, en cierto momento se comprendió que por la situación económica no se puede exigir solamente zapatos, pero también comprendemos como equipo que nuestros alumnos necesitan que los volvamos a disciplinar, volver a las normas, al respeto de nuestra institución como fue siempre y toda la vida el uso del guardapolvo” dejó saber la integrante del cuerpo docente y administrativo.

“De 300 alumnos, solo 8 estaban afuera parados, esas mamás vinieron a hablar conmigo, ellas mismas nos dijeron que los chicos no quieren usar el guardapolvos. Nosotros estamos trabajando y necesitamos el apoyo de los papás, estamos sufriendo mucha violencia en la escuela, trabajamos permanentemente en peleas entre ellos, peleas con otras instituciones, el centro de estudiantes también colabora, pero no vamos a poder hacer mucho si los padres no nos acompañan. El uso del guardapolvos ha sido de siempre, me parece extraño que alguien reclame esto si siempre se usó, el uniforme alternativo que usan los chicos para venir cuesta tres veces más que el guardapolvos. Hoy casi el 95% de los que están en la escuela están con el uniforme reglamentario”, dejó saber.

Consultada por la periodista Emilse Nieva sobre la integridad y seguridad de los estudiantes a los cuales no se permitió el ingreso, la asesora pedagógica detalló: “Se avisó a los papás de los chicos que no ingresarían, para que vinieran a buscarlos, no quisimos dejarlos afuera y desamparados, se han tomado las medidas correspondientes para que puedan volver a la casa, inclusive tuvimos delantales a mano para que estén en clases demostrando que les damos las medidas para que estén en clases. Como papá también es importante acompañar a los hijos y buscar las soluciones para que puedan tomar y acatar normas, es disciplinar y enseñar con amor, distinto es como papá pararse en la vereda del frente y ponerse en contra de la institución”, explicitó, aunque sin entrar en detalles sobre si había tenido algún inconveniente con padres o madres en particular.

Al mismo tiempo, la docente dejó saber que consideran desde la institución que los estudiantes del nivel secundario han incrementado los comportamientos considerados como “mala conducta” después de tanto tiempo sin asistir a clases: “Este tiempo lejos de la escuela, tantas cosas que vivieron en sus casas, el alejamiento e la educación, el abuso y mal uso de la tecnología, están muy agresivos, todo es una lucha diaria, los chicos están lejos de los límites y las disciplinas. Es un pedido, que los papás acompañen, las escuelas están con las puertas abiertas para trabajar juntos. Vamos a ir entre todos construyendo este nuevo espacio”, dijo.

En las redes sociales muchos se hicieron eco de esta situación, y a pesar de que muchos remarcaron que la exigencia del uniforme es arcaica o innecesaria en estos tiempos, la gran mayoría estuvo de acuerdo con la medida. ¿Qué opinás?

Fuente: El tucumano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí