Inicio Sociedad “Alaban a Dios escuchando a la Mona Jiménez”: la historia del templo...

“Alaban a Dios escuchando a la Mona Jiménez”: la historia del templo que de noche se convierte en boliche

0

Córdoba.- Las iglesias y los templos son lugares de celebración, donde además de la misa se pueden hacer varios festejos o reuniones. Suelen ser parte integral de las comunidades barriales y de los pueblos más pequeños, pero en este caso un templo trascendió por actividades muy distintas a las habituales.

En el barrio Maipú, al sur de la capital de la provincia de Córdoba, se encuentra un templo que durante la noche abre sus puertas como local bailable, incluso los días de semana. Esto lógicamente causó muchas molestias en varios vecinos, especialmente a Eduardo Nicolsi, que denunció a la institución religiosa una innumerable cantidad de veces.

Nicolsi ya lleva presentados 1239 reclamos y 112 denuncias penales ante la Justicia y la Municipalidad. Además, asegura que ganó dos juicios contra la institución religiosa. Sin embargo, la situación no cambia e incluso ha tenido que sufrir aprietes y amenazas.

El hombre comentó en un programa local: “Los martes y los jueves hacen fiestas bailables, a las que asisten menores y mayores y toman alcohol. Se supone que esta es una iglesia y lo que debe reinar es la paz y la tranquilidad. Teóricamente están orando a dios, pero están haciendo cosas que no son lógicas”.

También agregó que algunas veces también hacen torneos de fútbol y básquet en canchas no habilitadas: “Los fines de semana, y también los martes y jueves, hacen campeonatos con música a alto volumen, afuera y a cualquier hora”.

A pesar de todas las molestias, aclaró que no tiene nada en contra de la religión: “Quiero paz y tranquilidad, no voy a parar. Gané dos juicios, se cansaron de hacerme cosas. Me quisieron comprar la casa, no me importa que sean mormones. No tengo nada en contra de la religión pero quiero las cosas en su lugar. No pueden convertir una iglesia en una discoteca”.

Además, contó que fue víctima de hechos de inseguridad y sufrió amenazas por sus incansables intentos de solucionar la situación: “Estoy con miedo, me hicieron de todo. Me mandan gente a apretar. El “obispo” anterior me disparó con un arma. Cuando fui a hacer la denuncia a la comisaría ya me estaban haciendo una denuncia a mi”.

Para cerrar, Nicolsi añadió que intentó muchas veces dialogar con las autoridades de la iglesia, pero no hubo caso. Sentenció: “Me dijeron que solamente le oran a Jesucristo… ¿bailando la mona Jiménez? Es una broma”.

Fuente: TN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí