Inicio Sociedad Clarita prometió Lealtad a la Bandera en el Hospital Avellaneda

Clarita prometió Lealtad a la Bandera en el Hospital Avellaneda

0

El Ministerio de Educación de Tucumán, a través de la Modalidad de Educación Domiciliaria y Hospitalaria, llevó adelante un emotivo acto en el Hospital Avellaneda, en donde la estudiante Clarita Pacheco pudo realizar su Promesa de Lealtad a la Bandera Nacional.

Clarita es estudiante de 6º grado de la Escuela Dr. Miguel Lillo, y por problemas de salud, permanece internada en el nosocomio desde el pasado abril, en donde recibe educación y contención pedagógica por parte de la Escuela Domiciliaria Elizabeth Kenny.

Todos los días, la profesora María Ester Díaz acompaña a Clarita en su trayectoria educativa, y recibe apoyo de la directora de la Escuela Elizabeth Kenny con extensión Hospitalaria, Magdalena Cantos; y de la maestra de apoyo del equipo de trayectorias escolares, Alejandra Palacios.

«Es muy importante para nosotros que la alumna, que no ha podido asistir a la escuela para el acto, pueda tener el propio. Como nos pide el ministro Juan Pablo Lichtmajer, estamos cerca de todos los alumnos para brindarles el derecho a la Educación. Quiero destacar el trabajo que llevan adelante nuestras docentes, no es sencillo ejercer la docencia en estos contextos», sintetizó la referente pedagógica de la Modalidad Hospitalaria y Domiciliaria, María Julia Sánchez. 

A su turno, Magdalena Cantos, comentó: «nuestra escuela tiene un convenio y trabajamos en los hospitales con niños en situación de enfermedad. Clarita Pacheco permanece internada desde el mes de abril en el hospital y hemos podido atenderla y brindarle el apoyo en cuanto a la educación articulando con su escuela de origen. Garantizarle a Clarita posibilidad de realizar la Promesa de Lealtad a la Bandera es muy importante. Clarita cursa sexto grado y por su situación de salud, no pudo realizarla antes».

«Vengo todos los días a enseñarle a Clarita. Un día me contó que no había prometido Lealtad a la Bandera y que su hermanito lo hizo la semana pasada. Entonces, con ayuda de todos los profesionales, comenzamos a trabajar para que ella pueda hablar. Clarita hoy está feliz y entusiasmada. Educar es un hospital es difícil porque los niños muchas veces tienen dolor, y tenemos que motivarlos e incentivarlos a que no bajen los brazos», agregó María Ester Díaz.

Finalmente, tomó la palabra Carla Pacheco, mamá de Clarita, quien contó "mi hija sufrió una traqueotomía producto de un ataque de asma. Su evolución y mejoría es gracias a todo el apoyo del personal. Hoy vinimos con su papá, a pesar de que somos una familia grande y tiene seis hermanos». «Estoy muy orgullosa y emocionada, el acto no será en su escuela pero lo estamos haciendo acá, con todo el apoyo del Hospital Avellaneda. Quiero destacar el trabajo de las maestras, psicólogas y kinesiólogas. Nos sentimos muy contenidas y esta oportunidad es muy importante», cerró.

La Modalidad de Educación Domiciliaria y Hospitalaria se encarga de garantizar las trayectorias educativas de estudiantes en situación de enfermedad. En este sentido, lleva adelante su tarea de educación y contención en los niveles Inicial, Primaria, Secundaria y Educación de Jóvenes y Adultos, tanto en hospitales como en los domicilios de quienes requieran del acompañamiento pedagógico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí