Inicio Sociedad Crece el pánico por el Ucumar en el sur de Salta, cerca...

Crece el pánico por el Ucumar en el sur de Salta, cerca del límite con Tucumán

0

Salta.- Hoy es la razón del temor de miles de personas que viven en el sur de Salta, cerca del límite con Tucumán. Hablamos del «Ucumar«, una temible bestia, mezcla entre gorila, oso y humano; y habita, escondido, en los montes de la provincia y en gran parte de los países cordilleranos.

A pesar de que hacía tiempo que no se lo veía, el martes 12 de abril, alrededor de las 21:30, hizo una aparición en la zona del Pasteadero Chico, cerca de la ciudad de Metán. Todo fue inesperado e impactante. Tanto, que aterrorizó a un trabajador de la zona que, asegura, desde ese día no pudo volver a dormir tranquilo.

El hombre le contó su historia a El Tribuno. De acuerdo a sus palabras, y tal como describe el medio, era una noche tranquila y él había terminado de escuchar por radio un partido de fútbol.

«Luego sentí que los perros labraban mucho y arremetían hacia el sembradío. Yo pensé que podría ser alguna vaca o caballo, o ladrones que entran a robar choclos, por eso agarré mi linterna y me fui hacia ese sector, en medio de una oscuridad total», recordó.

Entonces, el baqueano se dirigió hacia un camino cercano a la casa y divisó al temible monstruo. «Los perros estaban asustados y regresaron de inmediato», relató aún con angustia.

Y detalló: «Cuando alumbré hacia adelante quedé completamente aterrado porque ahí estaba esa cosa, era como un gorila grande, peludo y de color oscuro. Iba caminando a paso lento, era muy robusto, miró hacia donde yo estaba y ahí le vi los ojos rojos. Luego se metió al monte».

«Sé que hay todo tipo de comentarios y bromas, pero yo jamás mentiría. Yo le aseguro que he visto a esa bestia peluda, como un mono grande, de unos 1,80 metros de altura», remarcó el testigo.

Actualmente, el hombre que vio al monstruo se encuentra completamente asustado y se niega a hablar en vivo con los medios de comunicación.

«Yo a la noche no quiero salir, escucho los perros, pero ya no salgo», le habría confesado a un periodista que se acercó a la zona que, además de campos dedicados a la producción, tiene áreas de selva, un sitio ideal para la vida de un ucumar.

Fuente: Contexto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí