Inicio Sociedad ¿Cuándo afecta la Toxoplasmosis a la mujer?

¿Cuándo afecta la Toxoplasmosis a la mujer?

0

La jefa del servicio de Infectología del Instituto de Maternidad y Ginecología “Nuestra Señora de Las Mercedes”, doctora María Alejandra Urueña, brinda información oportuna para desmitificar datos que circulan en la sociedad. El eje central de los controles preconcepcionales.

“Cuando atendemos a una embarazada, investigamos situaciones relacionadas a infecciones tales como toxoplasmosis, chagas, acidez, sífilis, hepatitis B. Esto es importante porque si la mujer tiene alguna de estas infecciones, puede transmitirle al niño”, comienza diciendo la profesional.

Respecto a la toxoplasmosis, detalla la médica, hay que saber que la prevalencia varía según la región y puede ir desde un 30 a un 50 por ciento de la población según los grupos donde se investiga.

“No es un problema haber tenido toxoplasmosis, de hecho, casi la mitad de las embarazadas tuvo toxoplasmosis antiguamente. Esto no afecta la gestación; en cambio si la mujer adquiere la toxoplasmosis durante el embarazo, allí hay una complicación”, argumenta.

Y explica que dicha patología puede adquirirse de varias formas. En este sentido recomienda:

  • No comer carne mal cocida
  • Si la mujer hace jardinería, que use guantes o evite hacerlo durante el embarazo
  • Lavarse bien las manos
  • No consumir vegetales crudos

“Muchas embarazadas nos dicen: no tengo gato, no hay problema. Pero sí está el gato del vecino que defeca los quistes estos que pueden ser ingeridos. El felino cuando defeca elimina estos quistes, los cuales permanecen durante la superficie. Lo más frecuente es comer los quistes fisulares que están en la carne de los animales que comemos, por eso siempre hay que comer la carne bien cocida”, recuerda.

El diagnóstico suele realizarse con los estudios en el primer trimestre de embarazo; aunque lo ideal es que la mujer haga una consulta preconcepcional con su ginecóloga. Esto permite saber previamente si tiene o no toxoplasmosis.

“Si ya tuvo, es un huésped normal, no le dará problema la toxoplasmosis. En cambio, si no tiene toxoplasmosis tiene que tener en cuenta todas estas medidas preventivas. Los métodos diagnósticos son buenos en los primeros meses del embarazo. Siempre consulten, el seguimiento del embarazo es fundamental”, recomienda.

Finalmente, agrega: “Si detectamos una toxoplasmosis aguda, contraída durante el embarazo, hacemos el tratamiento que es farmacológico. Son dos drogas que se usan más una vitamina. El problema es que es difícil de tolerar; pero vemos muy pocos casos agudos por año, lo importante es la detección precoz y que las pacientes tengan un tratamiento correcto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí