Inicio Sociedad Dolor en Catamarca por la muerte de Tomy, el nene que esperó...

Dolor en Catamarca por la muerte de Tomy, el nene que esperó dos años un trasplante de corazón

0
Tomy Flores, el nene de menos de 3 años que murió y conmovió a Catamarca. Facebook Jorge Flores

Una mala noticia golpeó este viernes a Catamarca. Es que Tomy, el nene que buscó dos años un trasplante de corazón y cuya historia conmovió a la provincia, no pudo recuperarse de la operación de septiembre pasado y murió.

Tomás Flores nació hace dos años y nueve meses en la localidad de Santa María, unos 200 kilómetros al norte de San Fernando del Valle de Catamarca y muy cerca del límite con Salta y Tucumán.

Sufría una cardiopatía congénita denominada síndrome de corazón hipoplásico, que se produce por el desarrollo insuficiente del corazón.

Estuvo dos años en lista de emergencia nacional del Incucai. Finalmente el corazón apareció y fue trasplantado en el Hospital Italiano, de Buenos Aires, a fines de septiembre.

Sin embargo, la recuperación fue dura y no pudo superarla.

“Queremos informarles que el día de hoy 08/01/21 nuestro hijo Tomy nos dejó, después de casi 3 años de lucha, hoy no pudo resistir a esta última batalla y se fue dejándonos un vacío que jamás podremos llenar. Gracias a todas las personas que estuvieron siempre acompañándonos. Los abrazamos con el corazón”, escribió Franco Flores, su papá, que mantuvo informados a todos en su cuenta de Facebook sobre los avances del niño.

Y concluyó: “Te amamos Franco Tomás Flores Amaita”.

Entre los años de espera y los tres meses posteriores al trasplante fueron años, como dijo su papá, de “lucha”.

El problema de salud de Tomy fue detectado cuando Yanel, su mamá, cursaba el quinto mes de embarazo. Los especialistas señalan que esta cardiopatía se produce por el escaso desarrollo de las parte izquierda del corazón, lo que recarga de trabajo a la parte derecha.

Los médicos le recomendaron a su padre y a su madre que el nene comenzara cuanto antes un tratamiento en el Hospital Italiano. Si bien era de Catamarca, él nació en ese centro médico porteño.

En declaraciones al sitio Diario NCO, su mamá comentó –cuando aun esperaban el trasplante– que Tomy pasó el primer año de vida internado en el hospital. Y que recién después de los 12 meses le prescribieron la internación domiciliaria. De todas maneras, cada mes debía ingresar al centro médico para someterse a un tratamiento con medicamentos.

Finalmente, después de mucha espera, en el mediodía del pasado 20 de septiembre Tomás entró al quirófano para el trasplante de corazón. “Éste es el paso más importante que estamos dando pero no el último, se vienen otras batallas que nuestro hijo tiene que afrontar”, aseguró su papá.

Efectivamente, las horas posteriores a la operación fueron críticas. En la intervención había perdido un pulmón.

“Ayer era la prueba de fuego para saber cómo reaccionaría y gracias a Dios su corazón reaccionó bien, superó una gran barrera pero esto aún no termina, a su pulmón le está costando un poco trabajar solo, seguimos transitando horas críticas aunque quizá con un poco más de esperanzas y de mejores expectativas”, comentó Franco, ocho días después de la intervención quirúrgica.

A fin de 2020 la recuperación marchaba lentamente, de acuerdo a declaraciones del papá al diario La Unión. Estaba conectado al respirador artificial. Esperaban que ganara peso y que se le pudiera retirar algunos medicamentos, para darle el regreso a la internación domiciliaria.

Su caso conmovió a Catamarca. La provincia siguió su historia desde mediados de 2019.

En las horas más difíciles después del trasplante, artistas locales se unieron en “Cantamos Tomy”, una transmisión musical solidaria para apoyar a su familia y darle un “abrazo virtual” al bebé.

Fuente Clarín

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí