Inicio Sociedad Es profesor, tiene cáncer y da clases a sus alumnos en un...

Es profesor, tiene cáncer y da clases a sus alumnos en un hospital

0

Estados Unidos.- Will Loesel es profesor y protagoniza una historia de superación personal como ninguna. En un contexto tan complejo como el que atraviesa la humanidad, en este momento, él recibió una noticia desgarradora: tiene un linfoma Hodgkin en etapa 4.

Se trata de un tipo de un cáncer avanzado y eso cambió su vida rotundamente justo antes de comenzara la cuarentena por el coronavirus en Estados Unidos. Sin embargo, Will no bajó los brazos. Acudió a hacerse sus estudios en el hospital y allí se le ocurrió una gran idea: darle clases a sus alumnos mientras está internado.

Un profesor con cáncer le da clases a sus alumnos online en el hospital

La docencia siempre había sido su pasión, pero nunca había podido vivir de ella. Hasta que a los 40 años, en 2017, decidió renunciar a su trabajo en una empresa y dedicarse a lo que verdaderamente quería. Fue allí cuando encontró a Teach For America, una asociación sin fines de lucro que trabaja con maestros de todo el país para que le den clases a niños y jóvenes de bajos recursos. Así empezó en la Escuela Albemarie Road, donde estaba a cargo de varios cursos con un total de 117 alumnos.

No obstante, hace tan solo unos meses, un malestar comenzó a aquejar. En marzo, acudió a realizarse los estudios correspondientes y los médicos descubrieron que tenía un linfoma de Hodgkin. Como el cáncer estaba avanzado, debió someterse a un tratamiento agresivo y permaneció internado por varias semanas.

Mientras se encontraba allí, Estados Unidos decretó la cuarentena y los niños comenzaron a recibir clases online. Así que una vez que se sintió mejor, Will le propuso a la escuela poder incorporarse como docente remoto desde el hospital. Y el colegio aceptó, por supuesto.

“Yo digo, ‘este soy yo’. Pasé tanto tiempo construyendo confianza con estos niños en los últimos seis meses y ahora todos se están volviendo locos porque no saben lo que sucede, e imagínenme desapareciendo durante estas últimas semanas. Eso sería una locura”, expresó el docente.

El profesor continúa recibiendo un tratamiento de quimioterapia, pero aseguró que no podría sentirse más feliz desde que comenzó a dar clases nuevamente.

“Me siento tan afortunado. Puedo ver sus caras y emociones. Cuando hago quimioterapia estoy en el hospital cuatro días seguidos, así que puedo hablar con los niños unas horas y recibir mi tratamiento”, concluyó.

Una historia verdaderamente emocionante y esperanzadora para estos tiempos que nos tocan vivir.

Fuente: Radio Mitre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí