Inicio Sociedad Intoxicación por monóxido de carbono: signos de alerta

Intoxicación por monóxido de carbono: signos de alerta

0

El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro, insípido producido mediante la combustión de nafta, madera, propano, carbón y otros combustibles. Los aparatos eléctricos y los motores que no se ventilan de forma adecuada, en particular en espacios cerrados o sellados herméticamente, pueden generar que el monóxido de carbono se acumule hasta alcanzar niveles peligrosos.

Esto sucede cuando se acumula monóxido de carbono en el torrente sanguíneo, cuando hay demasiado en el aire, el cuerpo reemplaza el oxígeno en los glóbulos rojos y esto puede generar un daño grave en el tejido, o incluso la muerte.

Al respecto el jefe del servicio de Neumonología del hospital Padilla, doctor Fabián González, contó: “La intoxicación se debe a que el monóxido de carbono tiene alta afinidad con la hemoglobina, por lo tanto si tenemos monóxido de carbono y oxígeno, la hemoglobina va a captar antes a éste y si esos niveles son muy altos, se genera la intoxicación que puede llegar a ser fatal”.

Este tipo de intoxicación tiene las características de ser un proceso silencioso, ya que la persona no siente el olor porque no es lo mismo que le olor a gas ni a algún toxico y es más fácil que entre mayor volumen.

“Tenemos muy asociado solamente el tema de encender el carbón, de prender el fuego, lo que en medicina llamamos combustión de biomasa. Pero muchas veces pasa que lo mismos en calefactores que no tienen tiro balanceado o salida al exterior, estufas de gas, o pantallas de gas que no estén funcionando adecuadamente, estas también pueden emitir monóxido de carbono al exterior”, destacó.

Al mismo tiempo que aconsejó: “Es importante tener una forma de combustión de calefacción que no sea generadora de monóxido de carbono, si no tenemos otra opción, hay que procurar una ventilación adecuada. Por ejemplo en los hogares a leña o el famoso brasero, estos tipos de artefactos que no son los recomendados, lo importante es mantener un espacio de ventilación para que ese monóxido de carbono pueda lavarse y no se acumule en dosis toxicas”.

Asimismo el profesional explicó que uno de los síntomas notorios es la cefalea, pero esas instancias suelen ser bastante tardías, ya que cuando surge la ese síntoma, el paciente ya está con una intoxicación en curso de forma importante.

“Frente a la duda sobre si una persona está sufriendo de intoxicación, lo primero que hay que hacer es sacar a la persona del ambiente el cual está viciado, esta seguramente puede estar dormida o soñolienta. Abrir las ventanas para que ingrese el oxígeno, al mismo tiempo se debe llevar al paciente de forma urgente al centro de atención más cercano. En el mismo harán la evaluación de su estado general, de conciencia, y le administrarán oxígeno, para que el mismo pueda desplazar al monóxido de carbono del organismo”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí