Inicio Sociedad La oxigenoterapia tuvo más del 60 por ciento de éxito en hospitales...

La oxigenoterapia tuvo más del 60 por ciento de éxito en hospitales tucumanos

Los pacientes que recibieron la metodología de alto flujo se recuperaron exitosamente.

0

La oxigenoterapia es una de las estrategias empleadas en la recuperación de pacientes que sufrieron el Covid-19 para evitar internaciones de complejidad. Para llevarla a cabo se utilizan dos sistemas: de bajo flujo y de alto flujo, esto en referencia a la velocidad con la cual se transporta el gas.

En este contexto, el referente del Programa Post Covid, Martín Petersen, explica que “en esta pandemia se ha observado que disminuyeron los índices de internación en terapia intensiva en todos los pacientes en los que se utilizaron cánulas de alto flujo, más otras recomendaciones médicas como el uso de algunos antibióticos o de sedaciones conscientes a través del uso de morfina para que bajaran la frecuencia respiratoria, acompañados de la técnica de prono vigil o de dormir boca abajo”, contó el referente.

En patología Covid, agregó Petersen, cuando el paciente entra en insuficiencia respiratoria o ventilatoria respira a alta velocidad y para compensar ese mecanismo y calmar la sensación de falta de aire, se emplean cánulas por medio de las cuales el oxígeno viaja a más de 60 litros por minuto.

“En la primera ola de Covid, desde el Sistema Provincial de Salud no se contaba con la cantidad de dispositivos que se cuenta durante la segunda. Se hizo un programa por medio del cual primero se capacitó en todos los cuidados intermedios y se buscó brindar todas las herramientas necesarias y el conocimiento de los dispositivos especiales que se emplean para este tipo de terapia, especialmente en hospitales de tercer nivel de complejidad como el Padilla, Avellaneda y Centro de Salud y en algunos del interior como los de Tafí del Valle, Aguilares y Monteros”, sostuvo.

La oxigenoterapia de alto flujo se utilizó sobre todo en pacientes con diagnóstico Covid que estaban cursando internaciones en cuidados intermedios y que presentaban frecuencia respiratoria por arriba de 25 ciclos por minuto y una saturación por debajo de 93 o 94.

“Estuvimos midiendo los resultados y en Tucumán, tanto la capacitación como la implementación, dieron sus frutos. Fuimos testeando esto en pacientes a los cuales se les colocó este sistema y en aquellos a los que se les sacó y fueron dados de alta, con un cálculo de cuántos de los que recibieron la terapia tuvieron que ser trasladados a terapia intensiva y los indicadores muestran que estamos por arriba del 60 por ciento de éxito en terapias de alto flujo, cifra muy alentadora y que manejan hospitales como el Fernández de Buenos Aires”, reflexionó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí