Inicio Sociedad Orejas en asa: qué es y cómo se trata

Orejas en asa: qué es y cómo se trata

Esta malformación congénita afecta a los niños en su vida social, ya que muchas veces son víctimas de bullying. Conocé sus principales características y cuál es el tratamiento oportuno.

0

El doctor Cristian Eduardo Robles, jefe del servicio de cirugía plástica del hospital Avellaneda, comentó sobre esta patología: “Es una malformación en las orejas las cuales tienen agrandamiento de todas las partes del oído externo, son abiertas y aumentadas de tamaño”.

“En niños el 90% del crecimiento de la cara se da aproximadamente hasta los 14 años, por eso se espera hasta esta edad para tratar de operar la nariz y las orejas; pero con el bullying que muchos de ellos sufren hoy y está en auge, se los puede operar a los 7 u 8 años”, explicó el especialista.

Además, indicó en qué consiste la cirugía: “Generalmente en los adultos se puede operar con anestesia local, bloqueando los nervios preariculares y auriculares propiamente dichos, pero como son niños no aguantan este tipo de procedimientos y se los tiene que realizar bajo anestesia general”.

En cuanto a la frecuencia en que se dan estos casos, Robles indicó: “Dentro de las malformaciones es una de las menos comunes, la más común es el labio leporino. Las orejas en asas están segundas en frecuencia. Al no ser tan invalidante tampoco tiene tanto auge este tipo de cirugías”.

Sobre las personas a las que afecta, el médico aseguró que cualquiera puede padecerla: “No tiene sexo, se da igual en varones como en mujeres. La frecuencia con la que se operan niños y niñas es la misma”. Y con respecto a los causales de esta malformación, afirmó: “Es un rasgo de la persona, pero no necesariamente es de causa congénita”.

“El posoperatorio no es doloroso, pero sí incómodo, ya que tiene que utilizar una vincha para mantener las orejas pegadas a la cabeza durante 20 días como mínimo. Después puede hacer una vida normal”, especificó el cirujano plástico.

Por último, el referente del hospital Avellaneda comentó cómo es su trabajo diario: “El servicio está trabajando en este momento de forma normal, el equipo está conformado por fonoaudiólogos, odontólogos, anestesiólogo pediátrico y en mi caso cirujano plástico, que somos el núcleo del servicio de cirugía. Estamos centrados en la reconstrucción facial de niños, sobre todo de labio leporino. Atendemos los lunes y miércoles de 8 a 10 horas en el hospital por orden de llegada y las cirugías se realizan los días martes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí