Inicio Sociedad Perczyk: “Argentina necesita expandir su sistema universitario”

Perczyk: “Argentina necesita expandir su sistema universitario”

El ministro de Educación apoyó los proyectos de creación de ocho nuevas casas de estudio nacionales públicas en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires.

0
Foto Télam

El ministro de Educación Jaime Perczyk, dijo que «la Argentina necesita expandir su sistema universitario porque tiene proporcionalmente menos universidades que otros países de la región», al apoyar los proyectos de creación de ocho nuevas casas de estudio nacionales públicas en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires.

De aprobarse estas propuestas en el Congreso, las casas de estudios superiores llegarían a 65 en todo el país, donde según las estadísticas oficiales la oferta de universidades en relación a la cantidad de estudiantes es inferior al resto de los países de la región ya que en la Argentina hay una cada 350.000 estudiantes, mientras que países de la región tienen una cada 80.000, agregaron fuentes educativas.

Este impulso responde a un fuerte incremento de la matrícula, impulsada por la pandemia de coronavirus, que ya supera los 2,4 millones de estudiantes y que contribuyó a partir del 2020 a la recuperación de muchos jóvenes que habían abandonado sus estudios superiores, coincidieron el ministro y expertos en educación.

En declaraciones a Télam, Perczyk aseguró que «es necesaria la expansión para que tengamos más enfermeros, más técnicos, más ingenieros y para vincular a las universidades con el desarrollo productivo».

El 1 de diciembre pasado se iba a debatir en la Cámara de Diputados la creación de ocho nuevas universidades que ya contaban con la aprobación en las respectivas comisiones, pero la sesión se frustró.

Se trataba de las universidades nacionales del Delta, con sedes en los partidos bonaerenses de San Fernando, Escobar y Tigre; la de Pilar, que contará con diferentes carreras vinculadas a la industria por su proximidad con un parque industrial; y la de Saladillo, todas en la provincia de Buenos Aires y cuyos proyectos habían sido aprobados por los municipios en agosto pasado.

Además, la Universidad de Ezeiza, que desde 2009 funciona bajo la órbita de la provincia de Buenos Aires, iba a efectuar un cambio administrativo que sostendrá su idiosincrasia con estudios enfocados en turismo, comercio internacional, logística y gestión aeroportuaria por su cercanía con la terminal aérea.

También la Universidad de la Cuenca del Salado, que por estar ubicada en Cañuelas, un municipio con buena actividad agropecuaria, entre su oferta académica destacan la de médico veterinario y ciencias empresariales.

En la Ciudad de Buenos Aires, el actual Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos, más conocido como la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, que dicta materias con enfoque humanístico, también iba pasar a ser reconocida como Universidad Nacional.

En la provincia de Córdoba se propone crear la Universidad Nacional de Río Tercero, largamente reclamada por esa comunidad, para que los jóvenes de la región no continúen su migración a otras comunas, en especial tras la explosión del polvorín del Ejército en la década del 90 del siglo pasado.

Y en Entre Ríos también tenía aprobación la creación de la Universidad Juan Laurentino Ortiz, con sede en Paraná, sobre la base de la actual facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader).

«Las universidades nuevas son establecimientos de cercanía y todas tienen las características de la universidad argentina, que son la función de docencia, de extensión y la de investigación, lo que permiten que chicos y chicas que no tenían la posibilidad de acceder por distancia lo puedan hacer», dijo Perczyk.

Además estas nuevas casas de estudio «se incorporarán al desarrollo local y al nacional, tendrán políticas de investigación y de extensión, por lo tanto formarán parte de una política local, provincial y nacional que es estratégica», añadió.

Perczyk destacó que las nuevas universidades «están incluidas en un ítem especialmente creado en el presupuesto de este año, previendo esta posibilidad y que se incrementó de manera muy importante».
Para el ministro las nuevas universidades «surgen de una gran política educativa, que tiene planes, programas y proyectos. El gran plan es que la Argentina necesita expandir su sistema universitario porque tiene proporcionalmente menos universidades que las que tienen otros países de la región».

Indicó que en la Argentina «más allá de generar recursos humanos con una muy buena calificación, hay una necesidad de tener más profesionales, que los chicos puedan acceder en forma temprana a la universidad».

La creación de estas universidades cuenta, en su mayoría, con el aval del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), organismo que agrupa a todas las casas de estudios superiores públicas.

«Es un hecho histórico y sin precedente que el CIN esté de acuerdo en una política pública de crear nuevas universidades para generar más acceso a la educación superior», afirmó Rodolfo Tecchi, expresidente del CIN y actual coordinador del consejo social de la Universidad Nacional de Jujuy.

El también exrector de la universidad de Jujuy sostuvo que «en la Argentina faltan más universidades e incrementar el financiamiento territorial de las que existen».

«Para aquellos que critican la creación de nuevas universidades, si nos comparamos con México o Brasil, que son dos potencias de la región, en nuestro país debería haber muchas más universidades nacionales, tanto por nuestra extensión como así también por la falta de acceso que tienen millones de estudiantes que deben viajar muchas horas o irse a vivir a otros lugares para poder estudiar», destacó Tecchi.

Con los proyectos de creación de estas ocho universidades, Argentina pasará a tener 65 casas de altos estudios nacionales, de las cuales, por su cantidad alumnos, el 50,7% son medianas, el 12% grandes y el 37% chicas. En tanto, 13 están en la Ciudad de Buenos Aires y 26 en la provincia de Buenos Aires.

En el inicio de la democracia, había sólo 25 universidades con una matrícula de 317.388 estudiantes y ya en el 2012 la cantidad de establecimientos de nivel superior llegaba a los 53 con 1.442.286 estudiantes de matrícula.

En la actualidad hay 57 casas de estudio con una cantidad de alumnos que se duplicó llegando a los 2,4 millones.

En 2020, durante la pandemia la matrícula de estudiantes creció un 5,3% respecto al 2019, lo que se adjudica a la facilidad que tuvieron para cursar a distancia.

Fuente Agencia Télam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí