Inicio Sociedad Realizaron con éxito una cirugía neurológica con una paciente despierta

Realizaron con éxito una cirugía neurológica con una paciente despierta

Una resección tumoral fue realizada a una paciente de 40 años, la cual se mantuvo despierta y consciente durante la misma. El postoperatorio continúa de forma favorable.

0

Mediante un abordaje multidisciplinario y gracias al trabajo de los servicios de Neurología y Neurocirugía, se puedo llevar a cabo esta intervención que permite tratar patologías tumorales o epilepsias, ya que se localizan en áreas muy sensibles del cerebro o en ‘áreas elocuentes’ mientras el paciente se encuentra despierto.

Al respecto, el neurocirujano de staff del hospital Ángel C. Padilla, Martín Paiz, contó: “Esta es una cirugía que se realiza en centros muy importantes de neurocirugía en el mundo, requiere de la participación de muchas personas, es decir, un abordaje multidisciplinario. Y contamos con esa posibilidad en el hospital Padilla, para tratar ese tipo de patologías con muy buenos resultados”.

Al mismo tiempo que agregó: “En el caso de la paciente, fue operada mientras le íbamos realizando pruebas, lo que nos permitió lograr la mayor resección tumoral posible. La idea de este tipo de cirugía es justamente no causar daño al paciente. La evolución que ha tenido ha sido excelente. Durante el procedimiento la paciente estaba en muy buenas condiciones y ya sabíamos cómo iban a ser los días posteriores, así que, tras pocos días de internación, tuvo su alta sin ningún tipo de déficit motor ni en el área del lenguaje”.

Siguiendo esta línea, Paiz destacó que esta intervención se logró gracias a un equipo grande compuesto por el servicio de Neurocirugía, el de Neurología, Anestesia, instrumentadores quirúrgicos y enfermeros especializados, es decir, un abordaje interdisciplinario realmente importante. “Contar con la posibilidad de realizar este tipo de cirugía aquí nos ubica a la vanguardia de lo que son los tratamientos para este tipo de patologías, y tener esta posibilidad en Tucumán realmente es una oportunidad muy buena para los pacientes”, cerró.

Por su parte, el neurólogo miembro del servicio de Neurocirugía, doctor Juan José Paz, expresó: “Esta fue una cirugía muy interesante, principalmente por la posibilidad de acceso que tuvo la paciente ya que hablamos de una cirugía muy compleja, donde antes a los pacientes se los derivaban a Buenos Aires y hoy tenemos la posibilidad de hacerlo en nuestra provincia”.

Siguiendo esta línea, el especialista remarcó que esta es la quinta cirugía de este tipo que se realiza con el equipo y en todas han tenido muy buenos resultados. Sobre todo, en el afán de buscar la mayor posibilidad de resección quirúrgica de la lesión tumoral.

“En el caso de esta paciente en particular, el tumor se localizaba en un área que se llama ‘áreas del cerebro elocuente’, lo que significa que son áreas sensibles. A lo largo del aprendizaje de la neurología y la neurocirugía, se estudió mucho sobre estas zonas en donde se ubican funciones complejas del cerebro, como ser el lenguaje y la memoria. Tal es así, que con estas experiencias hoy podemos saber que el cerebro trabaja como una red y por lo tanto una lesión ubicada allí debe ser evaluada para saber de qué forma se construye esa red a la hora de conservar una función elemental y humana, como lo es el lenguaje”, detalló.

Asimismo, Paz comentó que, en el caso de esta paciente, ella tenía la lesión ocupando zonas que comprometían los tractos de conexión en distintas áreas del cerebro. “Lo interesante de la cirugía es que, al estar despierta, que es algo que solo puede hacerse gracias la vasta experiencia que tienen los anestesiólogos y sobre todo José Romero, nos permitió a nosotros entablar una conversación con la conciencia conservada, eso quiere decir que la paciente no sentía dolor y eso nos permitió evaluar todas las áreas cognitivas dentro de la cirugía misma”, afirmó.

“En el procedimiento, una vez que el cráneo está abierto, se trata de marcar las áreas que van a estar comprometidas, tratamos de evaluar donde están las más sensibles y en qué lugar el cirujano va a tratar de evitar resecar demás. Por suerte nuestra paciente tuvo una muy buena respuesta, eso significa que tendrá la menor discapacidad posible, con un lenguaje conservado, algo fundamental teniendo en cuenta que todavía tiene sus hijos chicos y debe ayudarlos en el colegio y demás. Nos parecía muy importante tener la mayor resección posible, ya que hablamos de una persona joven y nuestro objetivo es que tenga una excelente sobrevida y a la vez la menor discapacidad posible”, enfatizó.

Continuando, el neurocirujano sostuvo: “Esta oportunidad que tienen los pacientes en Tucumán es muy importante y esto nos pone a nosotros, el servicio de Neurología, Neurocirugía y al hospital Padilla, como uno de los centros de referencia a nivel nacional, que avanza en el conocimiento y abordaje de estas patologías tan importantes”.

“Como es una cirugía prolongada, un proceso largo de 12 horas en promedio, tenemos un equipo de cirujanos que trabajan por tiempos y conjuntamente con eso están los anestesiólogos, los profesionales del equipo de neurología, el equipo de instrumentación quirúrgica y los enfermeros de quirófano, quienes son fundamentales en esta labor, ya que es un rol clave porque son quienes coordinan que todo salga bien y cuidan al paciente en general”, expresó.

¿Cómo se llegó a la intervención?

La paciente había comenzado con una crisis convulsiva y a partir de ahí empezó a notar trastornos en el lenguaje, posteriormente inició su tratamiento en el servicio de Neurología, junto a Soria, en uno de sus estudios se diagnosticó la lesión tumoral en el cerebro.

“A partir de allí comenzamos a buscar la forma para tratar el problema con la resección quirúrgica. Desde que ella ingresa al servicio nosotros junto a los neurólogos comenzamos a hacer un seguimiento y evaluaciones cognitivas previas donde vimos cual era el estado basal de la paciente. Con el objetivo de analizar si con la cirugía mejorarían esas fallas o si la podía seguir conservando permitiendo una buena rehabilitación. En el caso de esta paciente, su postoperatorio fue satisfactorio y en esta etapa ya debemos controlar la rehabilitación, que seguramente continuará con el trabajo de una fonoaudiología, lo cual es fundamental para mejorar su calidad de vida”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí