Inicio Sur Tucumano Diego Sanagua, el aguilarense que levantó 305 kg y se consagró campeón...

Diego Sanagua, el aguilarense que levantó 305 kg y se consagró campeón Iberoamericano en Powerlifting

0

Aguilares.- Se llama Diego Sanagua, es oriundo de Aguilares, tiene 22 años y el pasado fin de semana se convirtió en campeón Iberoamericano de Powerlifting tras levantar 305 kg de peso muerto en una competencia celebrada en Buenos Aires.

El joven, domiciliado en el barrio Roca, dialogó con INFOAGUILARES y contó cómo fueron sus comienzos en esta nueva disciplina de fuerza, que poco a poco va sumando adeptos en nuestra ciudad.

«El Powerlifting es una competencia de fuerza máxima en 3 ejercicios: sentadilla, press de banca y peso muerto. Cada ejercicio tiene sus reglas, tenés 3 intentos de cada movimiento para ir sumando un total. Se compite por categoría de edades y peso corporal», explicó Diego.

El flamante campeón iberoamericano contó que siempre le gustaron los deportes relacionados a la fuerza. «Veía halterofilia en los Juegos Olímpicos», expresó al tiempo que destacó: «Descubrí el deporte por videos de gente compitiendo en Powerlifting y por un viejo amigo Fabián Lobo en el gimnasio ‘Enforma Acondicionamiento Físico’, que me inculcó conocimientos y fue mi entrenador. Gracias».

Sanagua comenzó a entrenar a los 17 años, pero recién a los 18 años empezó a enfocarse más en la fuerza. Al poco tiempo, se animó a participar en un primer torneo de la especialidad, realizado en Villa María, Córdoba. «Fue una experiencia grata; me fue bien, pero quedé descalificado por el movimiento de press de banco», recordó el gigante de 1,91 metros de altura y 107 kilos.

La vida de este campeón no es fácil y está llena de sacrificios. Además de estudiar la Licenciatura en Nutrición, tiene un exigente plan de entrenamiento dirigido y coordinado por su coach, Lautaro Antonuccio. «Aposté a la nueva generación y tenemos los mismos ideales. Él es un tipazo que está en todo momento conmigo y siempre que lo necesite, a pesar de la distancia», recalcó.

Su planificación se divide en bloques de hipertrofia, técnicos, puesta a punto, etc. «Mi entrenamiento consiste en un calentamiento previo (siempre) y después lo planificado en el día. Entreno 4 días a la semana de 2 horas y media a 3», detalló.

La alimentación y la vida sana es fundamental para todo deportista y eso Diego lo tiene muy claro. Por eso, su plan nutricional se basa en frutas y verduras, arroz, papa, avena, pollo, huevos, frutos secos y dulce de leche. «Trato de inventir mi dinero en comidas que me nutran», por ese motivo no consume suplementos para ganar fuerza.

Al ser consultado sobre cómo influyó el Powerlifting en su vida, Diego aseguró: «En lo personal me llevó a ser más fuerte mental y psicológicamente para todo los aspectos de mi vida; además, me permitió conocer otras culturas, gente con la misma ambición de querer cargarle más kilos a la barra y autosuperarse». «¡Es hermoso», enfatizó.

El Campeonato Iberoamericano, su récord y la ansiada medalla

Fue un torneo inolvidable para Diego. Llegó lleno de expectativas y con la confianza de que iba a hacer un gran papel porque se había preparado para eso. Así lo relata: «Mi último torneo fue a nivel internacional y mi experiencia fue buena en la sentadilla, ya que quedé con el primer tiro -que fueron 220 kg- mientras que los otros fueron anulados por profundidad. Después en press de banco hice 3/3 intentos y quedé con 135 kg». Pero la gloria llegó con el peso muerto: «En ese ejercicio pude oficializar 305 kg como récord sudamericano en mi categoría. Y con ese intento de 305 kg me consagré campeón Iberoamericano».

Para lograr ese récord «hubo mucho trabajo detrás, esa es la verdad», confesó. «Hay momentos en los que decís ¿para qué lo hago? Pero la satisfacción de estar en un tablado compitiendo me llena el cuerpo para seguir creciendo, me queda 1 año más en la categoría junior y lo único que quiero es subir mis marcas así nuevas generaciones puedan aspirar a llevarse todo», proyecta el campeón.

Con este Campeonato Iberoamericano, Diego cierra los torneos del 2022, para comenzar a enfocarse en lo que se viene para 2023. «El objetivo como siempre autosuperarme y estar entre los mejores del país», manifestó.

Actualmente, Sanagua no tiene sponsors. «Todos los torneos los pagué con la ayuda de mi familia, que son mi columna vertebral y por cuenta propia, pero en este Iberoamericano recibí una ayuda económica de la Municipalidad de Aguilares», expresó al tiempo que agradeció por el apoyo. «Ese es el camino para que todos los deportistas nos destaquemos», agregó.

Afortunadamente, el Powerlifting en la provincia está creciendo a pasos agigantados. «Veo muchos chicos y por las redes con el hambre de querer aumentar su RM (repetición máxima) en cada ejercicio. Hay muchos chicos/atletas fuertes en la provincia, son unas máquinas todos», recalcó el crack aguilarense.

Sobre el final, el campeón Iberoamericano dejó un mensaje para todos aquellos que deseen comenzar en esta disciplina. «Por experiencia personal, si quieren empezar a hacer Powerlifting busquen un buen entrenador, que tenga los conocimientos para llevarlos lejos; y sobre el tema competencia, compitan en el tablado es otro mundo; compitan contra ustedes mismos y aprendan de cada torneo porque siempre hay algo para mejorar», concluyó.

Redacción: Conrrado Brito

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí