Inicio Sur Tucumano Otro intento de secuestro virtual en Aguilares: pidieron rescate por una joven...

Otro intento de secuestro virtual en Aguilares: pidieron rescate por una joven «secuestrada»

0

Aguilares.- Otra familia de Aguilares fue víctima de secuestradores virtuales y cayó en el «cuento del tío». Esta vez, una mujer recibió el llamado de una joven que aseguraba ser su hija y que estaba secuestrada. El hecho ocurrió durante la madrugada del lunes en una vivienda del barrio Mercantil.

«Llamó a mi mamá al fijo de casa una chica llorando haciéndose pasar por mí, diciendo que estaba secuestrada, en lo que un hombre la quita el teléfono a esa chica y le dice a mi mamá que tiene que pagar el rescate», contó Yanel en sus redes sociales.

«Mi mamá, en medio de todo el mal momento, llanto y desesperación, les cortó y me llamó a mi cel. Ya que no entraba a trabajar muy temprano y no vivo con ella. Obviamente, todo este mal momento termina cuando la atendí», relató la joven.

«Fue un momento horrible y lo cuento para que estén prevenidos y lo tomen con calma, llamen a sus hijos, padres, etc. antes que cualquier otra cosa», concluyó la muchacha.

Otros casos similares

El pasado viernes, alrededor de las 3.30 de la madrugada, sonó el teléfono fijo de una familia domiciliada en el barrio San José. Una abuela atendió y escuchó la voz de una mujer que le decía que tenían secuestrada a su hija y que la matarían si no le daban una determinada suma de dinero (que no trascendió).

Según cuenta la víctima, de inmediato se escuchó a una joven gritando y diciendo: «Mamá, dale lo que te piden porque sino me harán daño».

Nerviosa, la mujer atinó a poner dinero en una caja y dejarla en la vereda, tal como los estafadores lo habían solicitado. Acto seguido, pasó un auto de color blanco, levantó el paquete y se fugó con rumbo desconocido.

Una de las nietas de la mujer contó a través de las redes sociales, el terrible momento que le tocó vivir a su abuela y advirtió a la comunidad sobre el modus operandi de estos delincuentes.

Un episodio similar lo vivió una familia del barrio Roca. A las 2.30 de la mañana sonó el teléfono y una voz informaba que tenían secuestrada a una hija, que vive en el barrio San Martín. De inmediato, informaron a la policía y, acompañados por efectivos, se dirigieron a la casa de la presunta secuestrada, en donde constataron la falsedad de la llamada, ya que la presunta víctima del secuestro se encontraba en su domicilio, sana y salva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí