Inicio Sur Tucumano Detectaron un caso de dengue importado en el sur tucumano

Detectaron un caso de dengue importado en el sur tucumano

0

Se trata de una mujer oriunda de la localidad de El Corralito, departamento Alberdi, que había viajado hace unos días a Bolivia.

Según pudo saber INFOAGUILARES, la paciente al regresar del viaje comenzó a sentirse mal y se acercó a un centro asistencial privado de la capital tucumana.

Allí le realizaron análisis que unos días después dieron positivo para la enfermedad. Se trata de un caso de Dengue Importado, significa que el paciente ha estado en lugares donde circula el virus y allí ha contraído la enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud, Bolivia (país que calificó la enfermedad como epidemia) cuenta con 9.142 casos de dengue en lo que va de 2020.

También se informó extraoficialmente que una vez conocidos los resultados de los análisis, se realizaron las acciones de vigilancia epidemiológica propias al detectarse el dengue. Comprenden el seguimiento de los sitios por los que circuló la paciente y determinar la necesidad o no de realizar las acciones correspondientes (bloqueo y búsqueda de febriles) de esas zonas.

El Ministerio de Salud de la provincia confirmó 69 casos de dengue en Tucumán

En los últimos días se incrementó la cifra de personas infectadas con dengue y esta vez, son cinco los casos importados. La Dirección de Salud de la provincia detalló que el recuento de afectados llegó hoy a los 69.

La mayor frecuencia de la patología se da en el Gran San Miguel de Tucumán. Los focos son en Yerba Buena, en San Miguel de Tucumán, en Lules y Tafí Viejo. La cepa de contagio este año está dada por los serotipos DEN 1 y DEN 4.

la ministra de Salud de la Provincia, Rossana Chahla admitió que seguiran sumando casos y explicó que “los cambios climáticos en el mundo llevaron a que nuevas enfermedades aparezcan como lo es el Coronavirus y que enfermedades que ya estaban erradicadas emerjan ahora como el sarampión y el dengue”.

Sobre las medidas de prevención, Chahla remarcó que muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) y deben ser eliminados. Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan de modo frecuente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos frecuentemente (portamacetas, bebederos).

“Afortunadamente, la gente esta muy bien informada pero tenemos que trabajar en la concientización y en la responsabilidad individual y social”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí