Inicio Sur Tucumano Un conocido delincuente de Concepción fue condenado a cinco años de cárcel

Un conocido delincuente de Concepción fue condenado a cinco años de cárcel

En septiembre del año pasado, “Pinguito” Aguilar fue declarado responsable de una serie de robos cometidos en diferentes propiedades. Hoy se resolvió la imposición de la pena que deberá cumplir en prisión.

0

Marcos Ezequiel Aguilar (19), (a) “Pinguito«, fue condenado a cinco años de prisión de cumplimiento efectivo, pena que le corresponde luego de haber sido considerado autor de una serie robos perpetrados en diferentes propiedades de la ciudad de Concepción. Se trata de una sentencia emitida en el marco de un juicio abreviado realizado en dos partes contra el conocido delincuente.

Durante la primera etapa del procedimiento, Aguilar y la Unidad Fiscal de Delitos Contra la Propiedad III, encabezada por Ramón Enrique Rojas, arribaron a un acuerdo mediante el cual asumió haber protagonizado varios robos durante los primeros meses de 2021. En la mayoría de los casos, el accionar del acusado se caracterizó por ingresar a los lugares por los techos y apoderarse de diversos bienes. Por esos ilícitos que confesó haber cometido, el 8 de septiembre del año pasado, un tribunal lo declaró responsable penalmente de los delitos de hurto y robo simple.

Este lunes 16 de mayo, se realizó la audiencia para dar tratamiento al juicio de Cesura, en el cual otro tribunal definió la sanción aplicable a los hechos atribuidos, cuyo monto es de cinco años.

Antecedentes

“Pinguito” Aguilar se encontraba en prisión preventiva desde mayo de 2021, cuando fue atrapado luego de ingresar a dos locales comerciales del barrio Haymes.

Según la acusación efectuada por el Ministerio Fiscal, durante la madrugada del 19 de ese mes, ingresó por el techo de una pizzería ubicada en dicho barrio y se llevò del interior dinero en efectivo, un parlante y otros artefactos que se encontraban en la cocina. Para llevar a cabo su cometido, barreteó la chapa del techo y rompió el cielorraso logrando acceder al local. Luego se fue por el fondo y rompió un ventiluz de una sangucheria colindante a la que también ingresó para sustraer de allí un teléfono celular y otros bienes para darse a la fuga. Las maniobras del ladrón fueron captadas por las cámaras de seguridad de uno de los locales y la de un vecino que fueron aportadas a la causa. Otro de los hechos intimados al joven delincuente ocurrió durante el mes de febrero de ese año, cuando ingresó en las instalaciones de la Escuela Secundaria Santa Rosa de Lima de donde sustrajo varios equipos. Además, se le acumularon otras dos causas más por hurto en domicilios particulares.

“Se trata de un individuo que con su accionar causó mucho malestar a los vecinos de la ciudad. Si bien estaba acusado de delitos menores, en donde el autor no desplegó violencia física contra sus víctimas, logramos, con esta resolución, una sanción para su conducta. En la ejecución de la pena también hicimos hincapié en un tratamiento que deberá realizar para el consumo problemático de sustancias que el joven padece”, sostuvo el auxiliar de fiscal Pedro José Landivar, luego de la lectura de la sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí