Inicio Sur Tucumano Una mujer de Concepción le ganó un millonario juicio a Musimundo

Una mujer de Concepción le ganó un millonario juicio a Musimundo

0

Concepción.- Una vecina de Concepción le ganó un millonario juicio a la empresa de electrodomésticos “Eletrónica Megatone S.A.”, luego de que la firma no cumpliera con la entrega de un ventilador que había comprado la mujer, en su calidad de cliente. La damnificada fue representada por la Dra. María Teresa Barquet de la ciudad de Aguilares.

El caso

La sentencia   resuelve el caso de una consumidora, que adquirió un ventilador en Musimundo, y en donde   posteriormente es otra empresa “Electrónica Megatone  S.A.”,  que concreto el cobro del saldo del producto, pero nunca procedieron a entregar el bien.

Se trata de una persona mayor de edad, r que el momento de la compra se encontraba aparte con una incapacidad física producto de una cirugía en una pierna y asistió en numerosas ocasiones al local comercial solicitando la entrega del producto sin que le sea entregado

 En los tiempos actuales es común que en la producción y comercialización de los bienes y servicios existan diversas empresas o agentes actuando en esta cadena, por ejemplo, se terceriza a otras empresas todo lo que tiene que ver con el cobro de las financiaciones y en el último eslabón de esa cadena está el consumidor quien claramente se encuentra expuesto a los abusos de las empresas

 En consecuencia, dada la complejidad contractual que presenta este tipo de negocios se torna exigible una protección responsable del consumidor, ya que la confianza como principio de contenido ético impone a todos los operadores económicos un inexcusable deber de honrar las expectativas creadas a la parte más débil de la contratación.

Tanto en primera como segunda instancia se impuso una multa a las empresas demandas de $ 1.000.000 (Pesos un millón a cada una) , con un finalidad netamente sancionatoria ante  una conducta que resulta intolerable , siendo la finalidad de ésta sanción económica punir la grave inconducta de las empresas y el trato indigno que dispensaron a la consumidora , como así también  prevenir el acaecimiento de hechos similares.

           Los jueces sentenciantes, sostuvieron :

“ Esa actitud de reticencia en el cumplimiento de obligaciones por sí sola justifica la aplicación de la multa civil prevista por el art. 52 bis LDC, y es que dicha conducta, sin lugar a dudas, es merecedora de una sanción ejemplificadora, siendo que por medio de esta multa civil debe procurarse que en lo futuro no se repitan acontecimientos de tal gravedad.

  Desde tal perspectiva, la aludida conducta no puede ser convalidada, máxime a la luz de la función que cumple el llamado daño punitivo, en cuanto sirve para desalentar el abuso en el que puede incurrir quien, desde una posición de privilegio, advierte la debilidad del usuario y el largo, tedioso y riesgoso camino que éste habrá de verse obligado a seguir para finalmente, tras la incertidumbre propia de todo juicio, lograr el reconocimiento de su derecho”

Nos preguntamos ¿tan complicado les resultaba a las demandadas cumplir con el pedido de la actora?. No debemos olvidarnos de que estamos hablando de empresas muy reconocidas en el medio, con sucursales en casi todo el país, por lo que no se evidencia obstáculo alguno que les impidiera cumplir con la prestación convenida, habiendo recibido el pago íntegro del precio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí